Benahavís: el lujo de la calma, entre mar y montaña

Este municipio de la Costa del Sol ofrece campos de golf de primera categoría, hoteles de cinco estrellas y varios restaurante de máximo nivel

Cuando pensamos en un verano completo resulta inevitable que la imaginación eche a volar fantaseando con una buena dosis de playa, con una pizca de montaña y, por supuesto, aderezado con una rica gastronomía. La suma de todos estos ingredientes dan forma a un cóctel perfecto que suelen ser sinónimo de vacaciones inolvidables, incluso cuando se trata de un verano tan atípico como el de este año.

Pero a pesar del Covid-19, ya es hora de desconectar y de relajarse al aire libre, sin bullicios ni masificaciones y donde la tan ansiada distancia social se convierte en una característica innata. Para ponerlo en práctica, nada mejor que dejarse caer por la provincia de Málaga, donde se encuentran pueblos tan emblemáticos como Benahavís, considerado por méritos propios uno de los municipios más bellos de la Costa del Sol y en el que el sosiego y la tranquilidad están asegurados.

Su privilegiada situación, rodeado de picos, sobre la falda de la Sierra Blanca, en plenas estribaciones de la Serranía de Ronda y a escasos kilómetros de Marbella y Estepona, con los que linda su término municipal, hacen de Benahavís un auténtico tesoro artístico y turístico. De hecho, desde sus montes se divisan más de 100 kilómetros de la costa española y buena parte de la del norte de África.

Oferta de calidad

Pero lo mejor de Benahavís está en su interior, ya que dentro del término municipal se concentran algunos de los reclamos turísticos más sofisticados de nuestro país, con campos de golf excepcionales, hoteles de cinco estrellas de gran lujo y una oferta gastronómica de máximo nivel. Su reclamo es «la elección más natural» bajo la premisa de mantener siempre la esencia e idiosincrasia de un modesto pueblo de montaña, que recibe a todo aquel que le visita con hospitalidad y profesionalidad.

Si hay algo que hace especial a Benahavís es, sin duda, su amplia oferta de golf en plena naturaleza. Los amantes de este deporte encuentran aquí algunos de los mejores campos de la Costa del Sol, ahora adaptados a las exigencias sanitarias derivadas de la pandemia del coronavirus.

Senderismo y buena despensa

Aunque el municipio malagueño también cumple con las expectativas de aquel que quiere practicar senderismo y desconectar en plena naturaleza, pues el pueblo está rodeado de senderos y rutas perfectos para disfrutar de un paisaje sin igual en el que relajar la mente.

Precisamente la excepcionalidad del entorno hacen que la despensa de Benahavís sea muy rica y variada, ya que reúne en un mismo lugar las cualidades culinarias de un pueblo de montaña, aderezado con la cercanía a la costa. Por ello los numerosos restaurantes de la localidad incluyen en su carta los manjares típicos de un pueblo serrano, con variadas carnes, junto a tradicionales platos marineros. De hecho, son varios los restaurantes que lucen con orgullo el logo de la estrella Michelin, convirtiendo a Benahavís en la meca del turismo gastronómico de calidad.