La Fiscalía pide ocho meses de cárcel para «el Cuco» por mentir en el juicio

El Ministerio Público solicita también 1.500 euros por el falso testimonio junto a su madre

"El Cuco" y su madre conduciendo, a la salida del juzgado
"El Cuco" y su madre conduciendo, a la salida del juzgado

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado que Francisco Javier García Marín, alias «el Cuco», y su madre sean condenados a ocho meses de cárcel por mentir durante el juicio por el asesinato de Marta del Castillo y dar información falsa sobre qué hicieron o dónde estuvieron el día del crimen. En su escrito de calificación, al que accedió Efe, el Ministerio Público atribuye al Cuco y a su madre, Rosalía García Marín, un delito de falso testimonio y reclama que se les imponga la pena de prisión y el pago de 1.500 euros.

El fiscal recuerda que «el Cuco» declaró ante la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla el 25 de octubre de 2011, cuando ya era mayor de edad, mientras que su madre lo hizo el 16 de noviembre. Según la acusación pública, los dos y el padre del joven se «concertaron» para ofrecer «una declaración concordante y coherente» cuyo fin era «dar cobertura» a la actuación de «el Cuco» en la madrugada del 24 de enero de 2009, fecha del crimen. Lo hicieron «a sabiendas de que se faltaba a la verdad» y «sin importarles los perjuicios» que podían provocar a la familia de la víctima, dice el fiscal. «El Cuco» afirmó que la tarde-noche de los hechos no había estado en el piso de la calle León XIII donde fue asesinada Marta, sino con cuatro amigos en horas «distintas a las reales», y que regresó a su casa sobre las 23:30 horas y allí se encontró con su padre, que «había salido a tirar la basura». «La verdad era muy diferente», replicó el fiscal, que se basa en lo «acreditado» en las sentencias ya firmes del juzgado de Menores que lo condenó el 24 de marzo de 2011 y de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla del 29 de enero de 2013, esta última referida al asesinato en sí. En cuanto a la madre, declaró al tribunal que había estado en un bar con su marido y que al volver a casa, sobre la 1:30 o las 2:00 de la madrugada, su hijo ya estaba «dormido en su habitación». «La realidad es que estuvieron en el establecimiento hasta las 4:30 y no encontraron a su hijo en casa cuando llegaron», expone el fiscal.

Por su parte, Antonio del Castillo señaló que va a «recurrir y recurrir hasta llegar al final» en relación al nuevo archivo de la causa contra el hermano de Miguel, Francisco Javier Delgado porque «Carcaño solo no lo pudo hacer».