El alto estatus sanitario del vacuno de la Región permite aumentar las exportaciones

El consejero Jesús Julio Carnero confirma que la Unión Europa declara a cinco provincias de la Región como libres de brucelosis y en seis se puede aplicar ya el protocolo de flexibilización de tubercolis bovina

Carnero destaca la importancia del sector del vacuno en CyL y su desarrollo en materia de sanidad animal
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, en el centro durante su participación en la asamblea de Asoprovac. JCYL 12/12/2019 JCYL

El ganado vacuno de Castilla y León goza de muy buena salud. Así lo aseguró el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, quien participó en la Asamblea General de la Asociación Regional de Productores de Vacunos de Carne de la Comunidad (Asoprovac) celebrada en La Lastrilla, Segovia, donde destacó que eso facilita y favorece la exportación de este producto no solo en el entorno europeo, sino también fuera de él.

Uno de los temas tratados en el encuentro fue la favorable evolución del estatus sanitario de la cabaña bovina autonómica, la importancia de la investigación para hacer más competitivas y sostenibles las explotaciones y la necesidad de tener una Política Agraria Común (PAC) fuerte.

En este sentido,tras la declaración de León como libre de brucelosis bovina, esta provincia se une al estatus ya logrado en Burgos, Soria, Valladolid y Zamora. Este hecho supone un hito sanitario de primer orden y un paso consolidado en la mejora del estatus sanitario de la cabaña ganadera bovina de la Comunidad. Pero además, en las provincias de Burgos, León, Palencia, Segovia, Valladolid y Zamora se puede aplicar el protocolo de flexibilización en todas aquellas unidades veterinarias con prevalencia menor del 1 por ciento.

Esto se traduce en la práctica en que en las explotaciones ganaderas que ostenten la máxima calificación sanitaria ante la detección de animales positivos de tuberculosis en un bajo número no se apliquen restricciones al movimiento de terneros.

La evolución del estatus sanitario de la ganadería bovina en Castilla y León es muy positiva. En tuberculosis bovina se ha pasado en diez años de tener pruebas positivas a la enfermedad en el 4,16 por ciento de las explotaciones a tener solo el 1,43.

Este estatus, fruto del trabajo de los ganaderos y los servicios veterinarios oficiales, «permite que el 98,6 por ciento de las explotaciones de vacuno puedan mover libremente sus animales dentro y fuera de la Comunidad Autónoma y exportar, no solo en el entorno europeo, sino también a países fuera de la UE», destacó Carnero.

Finalmente, resaltó que la Comunidad es la principal ganadera de España con un valor de 2.657 millones y puso en valor las casi 48.000 explotaciones ganaderas, de las que 15.383 son de vacuno de carne con 1.280.587 cabezas.