La patronal de las residencias, a favor de subir el salario de los trabajadores

Si bien, deja claro también que ha de haber una financiación “justa y adecuada” que supondría alcanzar un presupuesto equivalente al 2 por ciento del PIB para Dependencia

Residencia San Julián de Burgos
Residencia San Julián de Burgos FOTO: Ricardo Ordoñez Ical

La patronal que agrupa a más centros residenciales y de atención a la dependencia de Castilla y León, Acalerte, defiende la necesidad de “dignificar” las condiciones laborales de los trabajadores de este sector con un incremento salarial que se negocia actualmente a nivel estatal.

Si bien, tiene claro también que ha de haber una financiación “justa, adecuada y finalista”, y que para ello es preciso alcanzar un presupuesto equivalente al 2 por ciento del PIB para Dependencia y aumentar el precio de la plaza concertada entre los 2.030 euros y los 2.700 euros al mes, que consideran “muy alejadas” de los 52,57 euros al día de media que se abona en Castilla y León.

“Cualquier modelo, sea estatal o autonómico, debe ir acompañado de una financiación que reúna esas tres características”, advierte el presidente en funciones de Acalerte, Diego Juez, para quien sería “inviable” aplicar cualquier cambio en el modelo residencial si no viene respaldado por una inyección económica que garantice su financiación.

Tras mantener una reunión con representantes de la Consejería de Familia e Igualad de Oportunidades de Castilla y León, Acalerte reclama también una “postura común de Comunidad” para defender un nuevo modelo de atención residencial y por hacer valer que Castilla y León fue la Comunidad “pionera” en el país, hace ya una década, en adoptar el modelo a la atención centrada en la persona, el mismo modelo que ahora se persigue en el resto del país.

La Federación Castellano y Leonesa de Atención a la Dependencia que agrupa a 250 empresas del sector de la atención de personas mayores tanto residencial como de centro de día, multiservicios, teleasistencia, y atención a la Dependencia de la Comunidad.

Actualmente hay 45.000 personas mayores en residencias (34.464 plazas) y centros de día, de las que más de 20.000 se encuentran integradas en centros adscritos a Acalerte, según explica la asociación en un comunicado.