Alejandro Vázquez reitera el “hándicap” que supone no contar con una EBAU única para que los graduados en Medicina de fuera de la Comunidad decidan trabajar en Castilla y León

El consejero de Sanidad reconoce un porcentaje “relativamente importante” de alumnos foráneos

Graduación de los alumnos de Medicina de la UVa. Asisten, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, y el rector, Antonio Largo
Graduación de los alumnos de Medicina de la UVa. Asisten, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, y el rector, Antonio Largo FOTO: LETICIA PEREZ Agencia ICAL

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, reiteró, en Valladolid, que la falta de una Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) única para toda España es un “hándicap” para que los graduados en Medicina de fuera de la Comunidad decidan trabajar en un futuro en Castilla y León. No en vano, subrayó que las dos facultades existentes en la Comunidad, Valladolid y Salamanca, tienen un porcentaje “relativamente importante” de alumnos de fuera de Castilla y León, sobre todo en el caso de la Universidad de Salamanca (USAL). “Supone una falta de arraigo en la Comunidad y dificulta que estos alumnos en un futuro se queden a trabar aquí, después de haber recibido un alto nivel de preparación”, declaró.

Con motivo de su asistencia a la ceremonia de graduación de los 182 alumnos que terminarán este año Medicina en la Universidad de Valladolid (UVa), Vázquez destacó la importancia de disponer de más alumnos de Medicina que sean castellanos y leoneses. Y es que precisó la importancia que tienen las personas graduadas en Medicina para la Comunidad, informa Ical.

La semana pasada, el consejero ya señaló durante la presentación del programa de fidelización de los 365 médicos residentes que terminan la formación sanitaria especializada en los centros de la Gerencia Regional de Salud el problema para retener a esos facultativos, ya que el 60 por ciento de esos especialistas son de fuera de la Comunidad. “La fidelización es más complicada que si fueran de aquí”, sentenció. De ahí que apostara por la existencia de una EBAU única que facilite que más estudiantes castellanos y leoneses puedan cursar Medicina en las facultades de la Comunidad. “Cuando llegan estos momentos, esta reivindicación cobra una mayor importancia”, precisó.

En este sentido, el decano de la Facultad de Medicina de la Uva, José María Fidel Fernández, consideró que los recién titulados deberían estar agradecidos a la sociedad por haberles ofrecido una formación de calidad y haberles puesto a su disposición dos de las mejores organizaciones que existen como es la universidad como el sistema público sanitario. Recordó que ambos sistemas son muy costosos, complejos y casi siempre bien gestionados. “Una vez que finalicen su formación especializada, acuérdense de nosotros y de su comunidad autónoma. Vuelvan y ejerzan su profesión aquí en casa, que es donde, de verdad, les apreciamos. Aquí es donde les necesitamos”, subrayó.

Graduación de los alumnos de Medicina de la UVa
Graduación de los alumnos de Medicina de la UVa FOTO: LETICIA PEREZ Agencia ICAL

Por su parte, el rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, apuntó que hoy se trataba de un día importante para los alumnos y sus familias pero también para la institución académica. No en vano, significó que la Facultad de Medicina les ha proporcionado una “muy buena” formación, consciente de la importancia que tienen los graduados en Ciencias de la Salud para la Comunidad.

“Estar al día”

En un acto que tuvo lugar en el Auditorio Miguel Delibes, José María Fidel Fernández pidió a los egresados de Medicina que se esfuercen y estudien hasta la edad de la jubilación, ya que la revolución tecnológica obliga a que los profesionales estén “al día” por que los métodos diagnósticos y los tratamientos terapéuticos se actualizan en cada momento. También, les rogó que “nunca” pierdan la ilusión pese al trabajo diario “agobiante” y “exagerado”. En este sentido, les animó a viajar para aprender otros métodos de abordar la profesión. Por otro lado, les recomendó que aprendan, “como esponjas”, las experiencias de los profesionales más experimentados para conocer el camino “verdadero” de la profesión, sin olvidar que sean generosos con los más jóvenes que quieren aprender además de formar equipos, que es el futuro de la medicina moderna.

Graduación de los alumnos de Medicina de la UVa
Graduación de los alumnos de Medicina de la UVa FOTO: LETICIA PEREZ Agencia ICAL

El decano también aprovechó su intervención para pedir a los recién titulados que participen en proyectos de investigación y estudien un doctorado para ayudar a la docencia. “Hagan la doble carrera, asistencial y docente”, aseveró. Por último, destacó que los enfermos no tienen firmeza en su posición, lo que obliga a tratarles “bien” por que el objetivo de los médicos es curarles, aliviarles y reconfortarles. “Van a ser el pilar más importante de salud de nuestra sociedad. Sus éxitos serán nuestros éxitos”, afirmó.

“Convencidos” de cubrir plazas MIR

Por otra parte, Alejandro Vázquez se mostró convencido deque se cubrirán todas las plazas MIR (Médico Interno Residente) que se han ofertado en Castilla y León. “La Comunidad no es de las primeras en ser elegida pero tampoco de las últimas”, sentenció. No en vano, subrayó que la adjudicación de puestos varía “mucho” de la calidad docente de los servicios asistenciales de cada hospital o centro de salud.

Vázquez reconoció que hay servicios que se eligen al principio y otros cuestan más. Eso sí, volvió a mencionar el problema existente en la Comunidad de que muchos de esos médicos deciden no quedarse a trabajar en los centros donde se han formado al ser de otras regiones. “Los especialistas que no tienen arraigo en la tierra tendrán más posibilidades de elegir otros lugares para trabajar, por eso la importancia de disponer de más alumnos castellanos y leoneses de Medicina”, precisó.

Graduación de los alumnos de Medicina de la UVa. Asisten, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, y el rector, Antonio Largo
Graduación de los alumnos de Medicina de la UVa. Asisten, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, y el rector, Antonio Largo FOTO: LETICIA PEREZ Agencia ICAL

Las provincias de Ávila, Palencia, Segovia, Soria y Zamora, además del área del Bierzo, no lograron asignar ninguna plaza en los siete primeros día de adjudicación de puestos de MIR a nivel nacional. En concreto, los 2.800 primeros aspirantes no había elegido ningún puesto ofertado en estas áreas de salud. Por lo tanto, son destinos poco apetecibles por los médicos y después de una semana mantienen intacta la oferta inicial de acceso a la Formación Sanitaria Especializada (FSE) para la convocatoria del año 2022. Solo compartían esta clasificación las provincias de Huesca y Teruel, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Por el contrario y según los datos del Ministerio de Sanidad consultados por la Agencia Ical, Valladolid (con dos hospitales en la capital) y Salamanca fueron las provincias con mayor número de adjudicaciones en esos siete primeros días, con 30 y 27 plazas, respectivamente. Se completaron con las once de León y las diez en Burgos.