El Consell destina 3,5 millones a combatir la despoblación en 180 municipios de menos de 300 habitantes

Anteriormente, solo podría disfrutar de las ayudas los pueblos de menos de 120 habitantes

Jeanette Segarra y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig
Jeanette Segarra y el presidente de la Generalitat, Ximo PuigLa RazónGeneralitat Valenciana

El Consell ha incrementado en 500.000 euros la partida presupuestaria del Fondo de Cooperación Municipal destinado a la lucha contra el despoblamiento hasta los 3,5 millones, una cantidad de la que se beneficiarán 180 municipios de menos de 300 habitantes.

Las modificaciones introducidas permiten aumentar el número de municipios beneficiarios, ya que en el anterior ejercicio fueron 154 (de menos de 120 habitantes).

De esos 26 nuevos ayuntamientos, 13 corresponden a la provincia de Valencia, siete a la de Alicante y seis a la de Castellón, que era la provincia que contaba ya con un mayor número de municipios beneficiarios.

La directora general de la Agenda Valenciana Antidespoblament, Jeannette Segarra, destaca en un comunicado que “todos los municipios de menos de 300 habitantes van a ser beneficiarios. Este fondo es un respiro, una ayuda; es un instrumento de cobertura económica que permite a los ayuntamientos disponer de una ayuda para la mejora de la prestación de servicios”.

Además de rebajar la barrera del número mínimo de habitantes, que pasa a menos de 300, frente a los 120 de antes, la resolución contempla el aumento del importe mínimo a percibir, que se incrementa de 3.000 a 5.000 euros.

Por otra parte, se establece un número mínimo de ejercicios, no solo un año como hasta ahora, para conseguir más estabilidad y previsión presupuestaria de los ayuntamientos.

Para Jeannette Segarra, “es importante recordar que este fondo está creado desde 2018, y este año ya se incrementa ese medio millón de euros por la voluntad y la apuesta de este Consell en ayudar a la lucha contra el despoblamiento”.

Además, como ha destacado la directora general, “se trata de una ayuda no finalista, incondicional; por lo tanto, los ayuntamientos pueden destinar el fondo a lo que ellos decidan”.

Los municipios que se incorporan al fondo son: Almiserà, Antella, Beniatjar, Benissuera, Bufali, Castellonet de la Conquesta, Caudete de las Fuentes, La Granja de la Costera, Otos, Segart, Terrateig, Torrella, y Vallés, en la provincia de Valencia.

En las comarcas de Castellón se incorporan Aín, Alcudia de Veo, Barracas, Benafer, Geldo, y Vall d’Almonacid.

Por último, en la provincia de Alicante pasan a ser beneficiarios del fondo los municipios de Alcocer de Planes, Beniardá, Benifato, Gorga, El Castell de Guadalest, Torremanzanas y Millena.