Terror en el cementerio de Torrent (Valencia): dos personas fallecen en un tiroteo

Las primeras investigaciones apuntan a que la pelea se ha originado entre clanes rivales que pelean por el control de venta de drogas

No hay día en el año en el que los cementerios tengan tanta afluencia como hoy, Día de todos los Santos. En el camposanto de Torrent (Valencia) esta visita ha acabado en tragedia. Dos personas han fallecido por heridas de bala. Una tercera ha resultado herida en un tiroteo ocurrido en el cementerio esta localidad del área metropolitana de Valencia.

En un primer momento, fuentes policiales han informado que en este suceso estaba implicada la familia de etnia gitana llamada “Los Bocanegra”. No obstante, a medida que ha avanzado la investigación se ha concluido que un hombre 78 años, que visitaba el cementerio, ha sido alcanzado por una bala y ha muerto.

El cementerio de Torrent ha sido cerrado al público mientras se ordena el levantamiento de los dos cadáveres y se investiga el tiroteo que producido pasadas las diez de la mañana. Afortunadamente era temprano y llovía ligeramente, por lo que no había demasiada afluencia de gente.

El pánico se ha apoderado de los visitantes al escuchar los disparos, oír el grito de una mujer y ver a “Los Bocanegra” salir corriendo del cementerio. Después, la entrada del recinto se ha llenado de policías y ambulancias que solo han podido atender al herido de 20 años.

Las primeras informaciones facilitadas apuntan a que otro de los fallecidos tenía 44 años. Se da por supuesto que todos los implicados pertenecen a dos clanes que ya han protagonizado varios enfrentamientos.

Según las fuentes, de momento se desconoce quién es el autor o autores del tiroteo, y la Policía Nacional ha abierto una investigación. Todo apunta a que la persona que murió de un ataque al corazón no pertenecía a ninguno de los clanes.

Lo que sí está documentado es que no es la primera vez que estos clanes eligen este día y este escenario para enfrentarse. En 2018 la Policía Local de Torrent acudió al cementerio tras el aviso de se había producido un tiroteo. Al acceder, los agentes descartaron que hubiese habido disparos, pero sí constataron que entre ambas familias se habían intercambiado amenazas.

Clanes rivales

En mayo de este mismo año esta localidad situada a menos de 15 kilómetros de la ciudad de Valencia, vivió el último incidente conocido entre dos clanes. Como en el día de hoy, se produjo un tiroteo, esta vez en el barrio del Chenillet y no hubo heridos.

Las informaciones publicadas recordaban cómo esas mismas familias protagonizaron en febrero de 2016 otro tiroteo en el que sí se registraron heridos de bala un padre y su hijo. La Policía Local logró evitar que una multitud linchara a los presuntos autores.

Después se produjo un juicio y no hubo condenados. Los testigos declararon en su día que la disputa se originó por una cuestión tan banal como una flatulencia, según publicó el diario Levante.

Con todo, la Policía Nacional mantiene la hipótesis de que el enfrentamiento se debe al control de la venta de droga en la zona y trabajaba para identificar y detener a los autores de los disparos. No obstante, la ley del silencio ha imperado y no se encontraron testigos que hubiesen visto u oído algo.

Respecto a la posibilidad de que se produzcan represalias entre los clanes, fuentes policiales han señalado que si se producen no creen que sea este lunes ya que el proceder de estas familias es desaparecer durante un tiempo.

En este sentido, desde el Ayuntamiento de Torrent han lanzado un mensaje de tranquilidad a la población y han señalado que en todo el municipio de Torrent hay un amplio despliegue policial para localizar al autor o autores de los disparos.