La Comunitat Valenciana no tendrá tasa turística en 2022

Los socialistas ratifican su rechazo a este impuesto y dejan solos a Compromís y a Unides Podem

Los socialistas rechazan la tasa e insisten que deben consensuarla con el sector
Los socialistas rechazan la tasa e insisten que deben consensuarla con el sector FOTO: Jesús G. Feria La Razon

El PSPV ha dejado bien claro que no va a apoyar la creación de una tasa turística. El síndic de esta formación, Manolo Mata, lo ha confirmado esta mañana en Les Corts, pero lo cierto es que hace semanas que los socialistas no se han movido del “no”. Negociaron con Compromís y Unides Podem las condiciones que la que podrían aprobar-siempre han insistido en que serían los Ayuntamientos lo que tuvieran la última palabra- y estos fueron aceptando. Se acordó, por tanto, establecer los mecanismos legales necesarios para que aunque fuese de ámbito autonómico serían los Consistorios los que decidieran su aplicación.

Sin embargo, el resultado ha sido el mismo. Los socialistas se desmarcan de sus socios de Gobierno y no apoyarán que esta medida se incluya en la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de la Generalitat de 2022. Solo darán luz verde a esta tasa si se elabora una ley que la regule y siempre después de hablar con el sector. Mata ha insistido en que hay tiempo de para “hacerlo ordenadamente”, pues el año que viene aun no podría aplicarse la tasa debido a la situación pandémica.

Desde Compromís y Unides Podem, sin embargo, han defendido que la medida se apruebe, y por ello, han anunciado que mantendrán “viva” la enmienda con la esperanza de poder alcanzar un acuerdo con su socio de gobierno de cara al debate de los presupuestos en el pleno en tres semanas.

El síndic de Compromís, Fran Ferri, ha defendido que la tasa es buena para los valencianos, y ha señalado que se han acercado a lo que pedía el PSPV, por lo que espera que se pueda llegar a un acuerdo, algo en lo que ha coincidido la síndica de Unides Podem, Pilar Lima. “Una tasa de un euro por noche no va a reducir el número de turistas”, ha insistido.

“Estamos por la senda positiva de diálogo y de intentar consensuar”, ha señalado Lima, quien ha apostado por continuar con el diálogo pues todavía quedan “semanas por delante”.

El PP, Ciudadanos y Vox han anunciado su oposición a la enmienda, al considerar que no es momento de grabar con nuevos impuestos al sector turístico, uno de los más afectados por la pandemia, y afirmar que es “un impuesto sin sentido ni razón”.

Por otra parte, los grupos del Botànic han alcanzado un acuerdo para incluir entre los objetivos de la ley de Salud Pública el de “garantizar las medias proclives a combatir la violencia obstétrica definida según la Organización Mundial de la Salud”. El PSPV ha logrado también introducir un cambio muy importante, ya que la enmienda inicial, que él había firmado, preveía su inclusión dentro de la Ley de Violencia sobre la Mujer.

El colectivo médico salió en contra de esta propuesta alegando que se les estaba criminalizando y la Conselleria de Sanidad admitió que estaba totalmente en contra de que se incluyese dentro de la ley en la que se regulan los casos de malos tratos.

Aunque en un principio Compromís defendió que su lugar era el de la Ley de Violencia contra la Mujer, finalmente ha cedido, en contra de lo que opina el colectivo de matronas.

Licencias y turismo

La ley de Acompañamiento a los Presupuestos de la Generalitat para 2022 incluirá un plan de agilización administrativa y un sistema de reparto de ayudas para el sector turístico que favorecerá a las empresas que se comporten mejor con sus trabajadores, según informa Efe.

Una de las iniciativas que saldrá adelante es la presentada por el PSPV, Compromís y Unides Podem, y que propone un plan de agilización administrativa, renombrado como “autopista administrativa”, que permitirá facilitar licencias de actividad y de obra, a través de los organismos de certificación administrativa (OCA).También saldrá adelante otra iniciativa de los tres socios de gobierno, por la que se modifica a ley de Turismo para incluir que a la hora de otorgar ayudas y subvenciones a los agentes del sector se tengan en cuenta “criterios sociales, medioambientales y de dignificación laboral y social”.