La Comunitat Valenciana activa los fondos para Ucrania y prepara el envío de un convoy solidario

El presidente Ximo Puig quiere convertir la Comunitat en un “corredor humanitario”

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, preside una reunión de coordinación ante la crisis humanitaria provocada por la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Asisten también la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, y las conselleras de Justicia e Interior, Gabriela Bravo, y de Cooperación, Rosa Pérez Garijo.EFE/ Juan Carlos Cárdenas
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, preside una reunión de coordinación ante la crisis humanitaria provocada por la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Asisten también la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, y las conselleras de Justicia e Interior, Gabriela Bravo, y de Cooperación, Rosa Pérez Garijo.EFE/ Juan Carlos Cárdenas FOTO: Juan Carlos Cárdenas EFE

La Comunitat Valenciana ha movilizado los primeros fondos para la ayuda humanitaria a Ucrania y espera enviar en los próximos días un “convoy solidario”, con conservas alimentarias, material de higiene y ropa que quieran donar Ayuntamientos, entidades, empresas y particulares.

Así lo ha anunciado este martes el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras la reunión de coordinación ante la crisis humanitaria provocada por la invasión de Ucrania por parte de Rusia, en la que también se ha acordado ofrecer 2.094 camas hospitalarias para atender a heridos de la guerra y habilitar una línea específica del 112 para ucranianos.

“Queremos convertir la Comunitat Valenciana en un corredor humanitario, en un espacio de democracia, de paz y de respeto a la libertad”, ha afirmado Puig, quien ha reivindicado que la Comunitat “no es indiferente al dolor” ni a una guerra “absolutamente irracional” como esta y quiere ayudar dentro de las escasas competencias que tiene en este ámbito.

El presidente ha señalado que se va a coordinar entre la Generalitat y la Federación Valenciano de Municipios y Provincias la solidaridad valenciana con el pueblo ucraniano, mediante el envío de un convoy a una planta logística del norte de Polonia para ayudar a las personas que sufren el conflicto, y ha hecho un llamamiento a la “máxima solidaridad” con el pueblo ucraniano.

Entre las medidas que ya se han puesto en marcha, ha explicado que la Conselleria de Cooperación tiene un convenio de 600.000 euros con Farmamundi para el envío de material farmacéutico a la zona del conflicto, del que ya se ha utilizado la mitad, y otro del mismo importe con Cruz Roja, que se movilizará cuando la ONG lo requiera.

Asimismo, ha explicado que la Conselleria de Cooperación tiene un Fondo de emergencia que está dotado este año con 1′9 millones de euros, y que está pendiente de las necesidades que propongan la Agencia Española de Cooperación y la Embajada de Ucrania.

Otra de las medidas acordadas es que la Conselleria de Justicia prestará, a través de los Colegios de Abogados, asesoramiento jurídico a todas las personas que lleguen de Ucrania a la Comunitat o que ya estén aquí y necesiten esclarecer su situación legal, para lo que este miércoles la consellera Gabriela Bravo se reunirá con los Colegios de Abogados.

Desde Emergencias de la Generalitat, se habilitará una línea específica del 112-Ucrania, para atender a las personas refugiadas o que están en la Comunitat y necesitan información relacionada con el conflicto, pues según ha explicado Puig en estos momentos pueden ser ya cerca de 30.000 los ucranianos presentes en tierras valencianas.

2.094 camas hospitalarias

Además, la Conselleria de Sanidad ha informado al Ministerio de Sanidad de la posibilidad de disponer de 2.094 camas hospitalarias del sistema valenciano de salud para atender a personas heridas en la guerra, entre otras en la unidad de quemados del Hospital La Fe de València, y habilitará una tarjeta SIP provisional y simplificada a todas las personas procedentes de Ucrania.

Puig ha adelantado que este miércoles se reunirá con agentes sociales y económicos para tratar la respuesta económica a esta crisis, y que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, presidirá la reunión de la comisión mixta de atención a personas refugiadas y desplazadas, para estudiar la respuesta humanitaria a la crisis.

En esos encuentros se tratarán cuestiones como la situación de ucranianos que se han quedado aquí solos; de las familias con menores y de adultos solicitantes de asilo tras huir de la guerra; o de los marineros ucranianos que trabajan en empresas y barcos de la Comunitat.

Puig ha defendido finalmente que no hay que tener “rusofobia”, porque no se trata de “satanizar” a los pueblos sino de poner el acento en los responsables del desastre, y ha considerado que los sectores económicos valencianos se van a ver afectados por la guerra, no tanto por las relaciones bilaterales como por la crisis global.