De las Cercanías al AVE, el Consell abre un nuevo frente con el Ministerio de Transportes

La Generalitat exige a Adif que busque una solución técnica para que haya paradas en Puerta de Atocha

Los trenes AVE de Valencia y Alicante tendrán parada en Chamartín
Los trenes AVE de Valencia y Alicante tendrán parada en Chamartín FOTO: Cipriano Pastrano (nombre del dueño)

Con las Cercanías la Generalitat valenciana ya abrió un precedente. Se enfrentó al Ministerio de Transportes, que dirige la socialista Raquel Sánchez, para exigir un plan de choque que acabase o al menos redujese al caos que vivían diariamente los usuarios de este servicio. La batalla, ahora, es por los AVE y todo apunta a que tiene difícil solución.

El conseller de Transportes, Arcadi España, se reunió ayer con representantes de Adif para solicitarle formalmente lo que han reclamado ya todos los partidos y los empresarios: que los AVE de Alicante y los de Valencia sigan llegando a la estación de Atocha y no a la de Chamartín.

De momento, no hay solución para esta reivindicación, aunque España avanzó que el lunes habrá otro encuentro e insistió en que las «soluciones técnicas» deben conjugarse con las sociales de cada territorio.

La Generalitat valenciana no está dispuesta a aceptar a que los trenes de Alicante, posteriormente también lo harán los de Valencia, tengan como estación término Chamartín. Una terminal que alarga el tiempo de viaje unos 15 minutos, según dijo la ministra Sánchez, en un desayuno informativo. A este tiempo hay que añadir el que cuesta desplazarse hacia el centro de Madrid.

La titular de Transportes dijo que las obras para que la reivindicación de la Generalitat pueda hacerse realidad tienen un periodo de ejecución de seis o siete años, un horizonte inaceptable para el Gobierno valenciano.

Admite que no se trata de una decisión caprichosa por parte de Adif- se debe a que la estación de Atocha no puede absorber la llegada del aumento de trenes previstos debido fundamentalmente a la puesta en marcha de los servicios «low cost»- pero aún así exige «soluciones de presente».

España deslizó que la Generalitat podría conformarse con que algunos de los trenes mantuviesen su parada en Atocha. Reivindicó que la línea que une Madrid con la Comunitat Valenciana es una de las que más se utiliza y, por tanto, no merece una parada en una estación de segunda.

El día concreto en el que se producirá esta modificación todavía no se ha anunciado. Será cuando entre en servicio el tramo de Torrejón de Velasco (Madrid) y que se producirá próximamente. Será en ese momento en el que Chamartín tenga ya ocho vías operativas y, por tanto, pueda dedicar las dos vías que gana a recibir nuevos tráficos para descongestionar Puerta de Atocha.

La crisis económica paralizó la obra que estaba prevista para ampliar la estación de Atocha. No obstante sí que se siguió con la construcción del túnel que permite que los trenes pasen por debajo de la estación para llegar a Chamartín. Cuando la obra de Atocha esté acabada los viajeros podrán elegir la parada que más le convenga.