Las Fuerzas Armadas cuentan ya con más de 5.600 rastreadores militares

1.724 efectivos están desplegados en toda España, menos en Cataluña y País Vasco

Rastreadores militares en el Hospital Militar de ZaragozaJavier CebolladaEFE

A día 19 de octubre, las Fuerzas Armadas habían formado ya a 5.686 rastreadores militares para apoyar a las comunidades autónomas a frenar los contagios. Así lo ha confirmado esta tarde la subsecretaria de Defensa, Amparo Valcarce, en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, donde ha señalado que, de ellos, 1.724 efectivos ya están desplegados en todas las comunidades autónomas, salvo en Cataluña y País Vasco, que continúan rechazando esta ayuda.

Valcarce ha detallado la cifra de uniformados por comunidades, encabezada por Castilla y León, donde trabajan 240 militares. Tras ella está Galicia, con 190, y la Comunidad Valenciana, con 162. Madrid se sitúa en cuarta posición con 150 uniformados rastreando contagios, mientras que en Castilla-La Mancha hay otros 149 y en Ceuta 136. Con 120 rastreadores de las Fuerzas Armadas cuenta Andalucía, seguida de Canarias, con 112; Murcia, con 110, y Baleares, con 105. Menos de 100 efectivos hay activados en Aragón (88), Cantabria (64), Asturias y Extremadura (60 cada una), Navarra (32), La Rioja (30) y Melilla (16).

Durante su intervención, en respuesta al diputado de Bildu, Jon Iñarritu, la subsecretaria ha explicado cómo se forman los militares para ejercer de rastreadores y qué tipo de conocimientos reciben durante el curso online de una semana de duración. Dejando claro que antes de que comience la formación se hace una selección de los alumnos, porque “no todos los militares son rastreadores, pero tampoco todos pueden ser rastreadores”.

Además de la formación académica, ha destacado las aptitudes clave que han de tener de los futuros rastreadores: “Conocer, comprender y comunicar es una habilidad que tenemos en cuenta”.

Fue a finales del pasado mes de julio cuando Defensa elaboró su "Plan de Respuesta Temprana en un escenario de control de la pandemia por Covid-19, en el que se incluía la formación de rastreadores de los dos Ejércitos, la Armada y la UME para ponerlos a disposición de las comunidades, un ofrecimiento que oficializó un mes después el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.