Cine

“Tiburón”, el mayor dolor de cabeza de Steven Spielberg

El cineasta, que hoy cumple 74 años, arrasó con el estreno de una cinta cuyo rodaje fue desastroso: actores que se odiaban, un animal que se hundía y un presupuesto triplicado

Steven Spielberg
Steven Spielberg FOTO: IMDB

Más de 7 metros de longitud, una cabeza de casi 1,5 metros de ancho, dientes ensangrentados y un aura de terror que a más de uno le provocó cierto respeto a la inmensidad del océano. El tiburón que Steven Spielberg utilizó para una de sus cintas más icónicas se exhibe ahora en el Museo de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, en Estados Unidos. Se trata de una recreación del terrible animal mecánico que se utilizó para el rodaje de una película que, aunque arrasó en taquilla, supuso uno de los más graves dolores de cabeza del carismático cineasta.

Hace 45 años que “Tiburón” conquistó las salas de cine (se estrenó por primera vez un 19 de diciembre de 1975), exponiendo ante la crítica y el público una producción tan ambiciosa como compleja, bajo mando de un joven director de cine, pues Spielberg tan solo tenía 27 años. Hoy el estadounidense celebra unos 74 años bien cumplidos y, como reconocimiento a su carrera artística aún vigente, cabe destacar hasta qué punto “Tiburón” supuso uno de los mayores retos de su vida.

Escena de "Tiburón"
Escena de "Tiburón" FOTO: IMDB

Si el terrorífico animal que hoy se expone en la Academia se considera una reliquia, durante el rodaje protagonizó varios de los problemas. En su llegada a los estudios, el equipo comenzó a enloquecer al darse cuenta de que no funcionaba y que, incluso, se hinchaba con el contacto del agua. Alguno se hundía y, hasta que no dieron con la forma de que fuera fácil y efectivo rodar con aquella máquina, entre otros obstáculos, la producción se vio obligada a triplicar su presupuesto, durando más meses de lo previsto.

Además, este falso tiburón casi le cuesta la cabeza a George Lucas. Bien sabe todo cinéfilo que Spielberg compartió experiencias y éxitos con otros pioneros del Nuevo Hollywood, como Lucas, Martin Scorsese o John Millius. Se supo más tarde que, cuando el primer prototipo de tiburón estuvo terminado, Spielberg se lo mostró a sus amigos, quienes se divirtieron abriendo y cerrando la boca del animal. No obstante, cuando Lucas quiso hacerse una foto con la cabeza dentro de la mandíbula de animal, esta se cerró y el cineasta quedó atrapado, hasta que alguien consiguió aflojar la mordida.

El director Steven Spielberg
El director Steven Spielberg

Discusiones y un cocker spaniel

Por tanto, el rodaje transmitía tanta innovación como desastre. El plan inicial era de 55 días de rodaje, pero Spielberg terminó necesitando 159. Y este no fue el único cambio de rumbo, sino que también el elenco podría haber sido diferente. La cinta está protagonizada por Roy Scheider en el papel de Martin Brody, Richard Dreyfoss en el de Matt Hooper, Robert Shaw como Quint y Lorraine Gary como Ellen Brody.

Sin embargo, los protagonistas podrían haber sido Lee Marvin o Sterling Hayden como Quint, Jon Voight como Hooper y Charlton Heston como Brody. Eso sí, una cosa que sí tenía segura Spielberg desde el principio -además de meter mano en un guión que, a su juicio, estaba repleto de subtramas innecesarias- era que su mascota, el cocker spaniel Elmer, debía aparecer en la cinta. También hizo algún cameo en “Loca evasión” (1974) o “1941″ (2979).

Una vez elegido el casting, más problemas: los actores se llevaban “a matar”. Las relaciones entre Shaw, Scheider y Dreyfoss eran tan tensas que los problemas de la grabación se vio empeorada, además de que uno de ellos era inmanejable a causa del alcohol. Pero esto no iba a servir de excusa para frenar a Spielberg, ya que este decidió mantenerse alejado de cualquier enfrentamiento o discusión.

Richard Dreyfuss, Roy Scheider y Robert Shaw en "Tiburón"
Richard Dreyfuss, Roy Scheider y Robert Shaw en "Tiburón" FOTO: IMDB

Rodar en mar abierto

Más allá de llevarse bien o mal, lo que complicó todo bastante fue la constante insistencia por parte del director de filmar en el mar. En Hollywood, este tipo de cintas se rodaban en tanques de agua dentro de un estudio. Pero Spielberg decidió que había que hacerlo de la manera más realista posible, con el movimiento de las olas, los cielos y el vértigo que produce la oscuridad del océano. Hubo una ocasión en que el barco donde estaban cámaras y equipos casi sufre un “efecto Titanic”.

Muchos son los datos curiosos que rodean la creación y puesta en marcha de “Tiburón”. No obstante, todo mereció la pena. El joven Spielberg consolidó su fama y reconocimiento, gracias a que la cinta resultó un impresionante éxito en taquilla, convirtiéndose en un clásico instantáneo y recibiendo grandes críticas positivas hacia la destreza narrativa que lució el director.

Rodaje de "Tiburón"
Rodaje de "Tiburón" FOTO: IMDB

Junto a “E.T., el extraterrestre” (1982), “Parque Jurásico” (1993), “La lista de Schindler” (1993), “Salvar al soldado Ryan” (1998) y “En busca del Arca Perdida” (1981), “Tiburón” figura entre las obras maestras de uno de los mejores cineastas de la historia de Hollywood.