Cultura

Misterio arqueológico resuelto: se han encontrado los orígenes de la Venus de Willendorf

La estatua data de hace unos 30.000 años durante el período Paleolítico.

La Venus de Willendorf / Museo de Historia Natural de Viena
La Venus de Willendorf / Museo de Historia Natural de Viena

Una antigua estatua tallada de una mujer conocida como la Venus de Willendorf se originó lejos de donde se encontró a principios del siglo XX en Willendorf, Austria. Recientemente, los científicos observaron el interior de la voluptuosa figura por primera vez desde su descubrimiento y encontraron pistas que les ayudaron a rastrear los orígenes de la piedra hasta un lugar a cientos de kilómetros de distancia, en el norte de Italia.

La estatua, que mide solo 11 centímetros de altura, data de hace unos 30.000 años durante el período Paleolítico. Un artesano de la Edad del Hielo habría tallado la figura con herramientas de pedernal y los investigadores del Museo de Historia Natural de Viena (NMW) excavaron la talla pintada de color ocre en un banco del río Danubio el 7 de agosto de 1908, según el sitio web del museo.

Aunque pequeña, la estatua de Venus es muy detallada y representa “una mujer adulta y sin rostro simbolizada con genitales exagerados, ancas pronunciadas, un vientre protuberante, senos pesados y un tocado o peinado sofisticado”, escribieron los investigadores en un nuevo estudio, publicado el 28 de febrero en la revista Scientific Reports. De hecho, los arqueólogos que descubrieron la estatua le dieron el nombre de la deidad del amor, porque en ese momento supusieron que las antiguas estatuas femeninas con rasgos sexuales prominentes eran seguramente diosas de la fertilidad.

Se descubrió sus orígenes debido al material que se uso para crearlo conocido como oolita, que no es nativo de Willendorf. Un antropólogo de la Universidad de Viena y dos geólogos dijeron el martes que la oolita de la Venus de Willendorf probablemente provenga de un área en el norte de Italia, cerca del lago de Garda.

Para examinarlo, se basaron en una técnica llamada tomografía microcomputadora, que utiliza fotografías de muy alta definición para ofrecer secciones transversales de objetos. En el interior de la oolita descubrieron restos de conchas y limonitas. Algunas de las limonitas parecen haberse caído de la figurilla mientras se tallaba, dejando depresiones. Los expertos sugirieron que el ombligo abierto de la Venus de Willendorf fue el resultado de esto.

Debido a que la oolita pasó de Italia a Austria, probablemente significa que la gente de la civilización a la que pertenecía el creador de la escultura “buscó y habitó lugares favorables”, dijo Gerhard Weber en un comunicado. “Cuando cambiaba el clima o la situación de las presas, se movían, preferiblemente a lo largo de los ríos”.