La maldición del palco culé: los presidentes del FC Barcelona detenidos o represaliados

El calabozo, el exilio, el suicidio e incluso la ejecución han marcado la historia directiva del club

Presidentes del fútbol Club Barcelona encarcelados o represaliados
Presidentes del fútbol Club Barcelona encarcelados o represaliadosArchivoLa Razon

El expresidente del FC Barcelona Josep María Bartomeu fue detenido el pasado lunes en el marco de la operación que llevada a cabo por los Mossos d’Esquadra y que comenzó con el registro de las oficinas del club azulgrana. Pasó la noche en el calabozo y ayer salió en libertad con cargos después de acogerse a su derecho de no declarar ante la juez.

Desde hace meses el Barça está siendo investigado por el denominado “Barçagate” que incluye la investigación de delitos como administración desleal y corrupción entre particulares.

Pero lo cierto es que no es la primera vez que un presidente (o en este caso ex presidente) del Barcelona tiene problemas con la Justicia o con el Régimen. A lo largo de la historia, varios presidentes blaugranas han pasado por la cárcel o han sido represaliados.

Sandro Rosell

Sandro Rosell, expresidente del Barcelona Fútbol Club
Sandro Rosell, expresidente del Barcelona Fútbol ClubCristina Bejarano La Razón

Sandro Rosell, fue presidente del Fútbol Club Barcelona entre 2010 y 2014. Es diplomado en Ciencias Empresariales y MBA por ESADE. Empezó su vida profesional en la empresa Myrurgia, pasando posteriormente al departamento de marketing internacional del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 (COOB 92). Fue vicepresidente del Fútbol Club Barcelona entre 2003 y 2005 (con Joan Laporta) y presidente del Fútbol Club Barcelona desde el 1 de julio de 2010 al 23 de enero de 2014, cuando renunció a su cargo.

Fue encarcelado sin fianza el 25 de mayo de 2017 acusado de encabezar una compleja red de sociedades que supuestamente permitió a Ricardo Terra Teixeira, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol entre 1989 y 2012, embolsarse 19,9 millones de euros en comisiones ilegales por los contratos de derechos televisivos de 24 encuentros amistosos de la selección canarinha y por el acuerdo de patrocinio firmado en 2011 por Nike con la federación brasileña y por el que Rosell percibió, como intermediario a su terminación, 12 millones de euros. El 24 de abril de 2019, la Audiencia Nacional le absolvió de todos los cargos junto a otros cinco acusados. En julio de 2020 demandó al Estado por responsabilidad patrimonial tras pasar casi dos años en prisión preventiva.

Josep Lluís Núñez

Josep Lluís Núñez
Josep Lluís Núñez

Histórico presidente del Barça durante más de 20 años, Núñez se especializó en la industria inmobiliaria y la gestión deportiva. Desde el punto de vista deportivo, su largo mandato (que duró de 1978 al año 2000) está marcado por el éxito: Ganó una cifra récord de títulos: 140 entre todas las disciplinas (27 fueron en fútbol masculino). Fue, además, quien fichó a Diego Armando Maradona en 1982. Sin embargo su brillante trayectoria también se vio empañada por sus problemas con la Justicia. Fue imputado por el ‘caso Hacienda’ y condenado a seis años de cárcel -reducidos posteriormente a dos y medio- tras verse inmiscuido en una trama de sobornos, corrupción y elusión fiscal entre 1991 y 1999, cargo del que fue encontrado culpable en 2011 a la ya avanzada edad de 80 años. La condena a Núñez incluía falsedad de documentos oficiales, prevaricación y un delito de cohecho pasivo por los que entró en prisión en el 16 de noviembre de 2014. Finalmente, en 2017 cumplió condena y fue puesto en libertad. Falleció en 2018.

Joan Gamper

Joan Gamper
Joan GamperlarazonLa Razon

Máximo referente y padre fundador del Barcelona. Fue capitán del Basel y uno de los delanteros estrella del ya extinto FC Excelsior, que luego unificó con otros para originar el FC Zurich. En el Barça jugó desde su fundación hasta 1904. Disputó 51 partidos y convirtió la envidiable cifra de 120 goles.

En 1908, asumió por primera vez la presidencia. Tenía solamente 31 años. Luego, la volvió a ocupar en 1910, en 1917, en 1921 y en 1924. Llegó a Barcelona como Hans y acabó convirtiéndose en Joan dándolo todo por el Barcelona y el catalán. Gamper fundó en 1899 el Club Football Barcelona. Empezó como jugador, fue también presidente y acabó convirtiéndose en toda una institución azulgrana. Tal fue su implicación con el club y con Catalunya que en 1925, aunque no fue encarcelado, tuvo que exiliarse después que en el campo se silbara la Marcha Real. Milans del Bosch ordenó, además, el cierre del campo de Les Corts por seis meses.

Aunque lo dejaron volver al cabo de unos meses, no fue lo mismo: le prohibieron acercarse a la institución o vincularse de cualquier manera.

El 31 de julio de 1930 se anunció su trágica muerte. El que fuera fundador, jugador y durante algunos años presidente del Barça se suicidaba en su casa de Barcelona. Tenía 52 años.

Josep Suñol

Josep Suñol
Josep SuñollarazonLa Razon

Socio del Barça desde el 12 de febrero de 1925, inició su trayectoria institucional en el club azulgrana el 13 de junio de 1926, cuando entró como vicesecretario a la Junta presidida por Arcadi Balaguer, un monárquico convencido y, por tanto, un hombre de signo político muy diferente del suyo. Fue presidente de la Federación Catalana de Fútbol la temporada 1929/30. En los años de la República Suñol alcanzó bastante notoriedad tanto por su actividad política, como dirigente de Esquerra Republicana de Catalunya, como por su implicación en el mundo deportivo. En este campo hay que destacar que fue el impulsor y el propietario del semanario La Rambla, que difundía el lema deporte y ciudadanía. El 27 de julio de 1935 fue elegido presidente del FC Barcelona por aclamación.

La brillante trayectoria de Josep Suñol, sin embargo, se vio fatalmente truncada el 6 de agosto de 1936 cuando, debido a sus actividades políticas, el presidente azulgrana visitaba las tropas republicanas cerca de Madrid. Sin darse cuenta, su coche entró en una zona controlada por el ejército franquista en la Sierra de Guadarrama. Suñol fue identificado y detenido, y tanto él como sus acompañantes fueron fusilados. Su muerte, que no se conoció en Barcelona hasta una semana después, causó una gran conmoción en todos los ámbitos de la sociedad. Como homenaje póstumo, entre el 16 de noviembre de 1937 y el 17 de enero de 1939 la Junta Directiva barcelonista decidió considerar Josep Suñol presidente ausente del FC Barcelona.