Deportes

Así es Pepe Costa, el escudero de Messi, que llega al PSG donde su hijo se forra como “toiss” de Neymar

Estaba en el vestuario en el escándalo del Brasil-Argentina. Se ha convertido en la mano derecha de ambas estrellas del Paris Saint Germain.

El clan Costa forjó la relación entre Messi y Neymar
El clan Costa forjó la relación entre Messi y NeymarArchivoLa Razon

Leo Messi aterrizaba en París para firmar su contrato con el PSG y la locura desataba en el aeropuerto Le Bourget, situado a 12 kilómetros del centro de la ciudad. Allí ha llegado Messi, junto a su mujer y sus tres hijos, tras confirmarse horas antes el fichaje del jugador con el club parisino por dos temporadas más una opcional.

Pero Messi no llega solo. En su avión privado no solo viajaba su familia, también lo hacía su “sombra” durante los últimos 17 años, Pepe Costa. El astro argentino protagonizaba un emotivo adiós desde la sala de presa del Camp Nou el pasado domingo y, horas después, su fiel escudero seguía sus pasos y anunciaba su marcha de club.

Tras los pasos del “10″

Pepe Costa, el responsable de la oficina de atención al jugador y “asistente” de Messi anunciaba que no renovaría con el club azulgrana. El contrato de Costa finalizó el pasado 30 de junio, igual que el de Messi, y entonces ya no se le renovó porque el club estaba a la espera de lo que sucedía con el futuro del rosarino. Ahora, Costa acompañará a Messi a su nuevo destino, donde no solo le espera un nuevo proyecto sino también su hijo, Álvaro Costa, que ha sabido hacer negocio convirtiéndose en uno de los “Toiss” de Neymar. Pero ¿Quién es realmente Pepe Costa?

Pepe Costa era mucho más que un trabajador para Messi y el Barcelona. Pese a que comenzó como encargado de ayudar al futbolista a solucionar tareas administrativas o cualquier necesidad extradeportiva, con el paso de los años fue dejando a un lado esas funciones hasta convertirse en la mano derecha del astro argentino. Y ha estado en el vestuario del Brasil-Argentina, en el partido que se ha suspendido.

Actualmente es el acompañante, gestor e incluso guardaespaldas del argentino. En su juventud fue futbolista. Empezó en las divisiones inferiores de la Masía como central. Dio el salto a Segunda B en el Andorra FC. Fue progresando hasta llegar al Sabadell, que estaba en Segunda División, y consiguió el ascenso a Primera División. Una temporada le sirvió para asentarse en la máxima categoría del fútbol español y firmó por el Murcia. En sus últimos años en la élite jugó en el Palamós y el Salamanca.

“El conseguidor”

En 2003, fue recomendado por el entonces vicepresidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, para ejercer como el encargado de la oficina de atención al jugador y terminó siendo la mano derecha de Messi por 17 años. Algunos lo llamaban “el conseguidor” del Barcelona, porque era el encargado de encontrar soluciones para los miembros de la plantilla, aunque todos saben que hoy por hoy cumple, especialmente, las funciones de portavoz, acompañante, gestor y, si hace falta, guardaespaldas de Messi. Si el astro argentino necesita organizar una fiesta, allí está él; si unos aficionados le increpan, lo protege; si unas fans se ponen pesadas con unas fotos, las aparta. Costa está ahí para todo.

Niñera en el Barça de Luis Enrique

Llegó para ser la ‘niñera” de los futbolistas y se convirtió en un a pieza clave. Pepe ha sido uno de los pocos profesionales del área deportiva que ha sobrevivido al cambio de gestión Laporta-Rosell-Bartomeu. Siempre estuvo en el vestuario. Lo pasó mal en la etapa de Luis Enrique, donde llegó a estar más fuera que dentro del club, algo que enfadó mucho a Leo Messi que tuvo más de un encontronazo con el técnico. Una mala relación que quedó evidencia en el famosos partido de Anoeta. Entonces, Bartoméu tomó la decisión de utilizara Costa como “pacificador” del vestuario. La temporada terminó en triplete y muchos responsabilizan al ‘gran amigo de Messi’ del buen ambiente que se implantó en el vestuario.

Si bien la función de Costa era asistir a los jugadores en su integración a la ciudad y al club, puede decirse que estaba mucho más abocado a solucionar los problemas de Messi que del resto. Desde hace años, tiene vía libre para viajar con él a la Argentina en cada convocatoria de la selección (función en la que reemplazó al fisioterapeuta del club, Juanjo Brau) y fue reemplazando al padre, Jorge Messi, en algunos trámites y representaciones.

Para Messi es más que un amigo, es una especie de segundo padre. Se suele ir de vacaciones con la familia y, por supuesto, no faltó a su boda.

La relación es tal que incluso aparece en ‘MatchDay’, la serie documental de ‘Rakuten TV’ sobre el Barcelona, en el que se le puede ver charlando con Luis Suárez, Jordi Alba y el propio Messi durante un almuerzo en la casa del uruguayo.

Incluso hace unos días, el argentino viajó a Ibiza para asistir a la fiesta de cumpleaños de la mujer de Costa y protagonizó una instantánea que daría la vuelta al mundo. Leo Messi, Neymar, Leandro Paredes, Ángel Di María y Marco Verratti decidieron inmortalizar el momento con una imagen que no tardó en circular por las redes sociales cuando aún no se había concretado su fichaje por el PSG.

Ahora, como no podía ser de otra manera, Costa hace las maletas y se marcha a París con el argentino, donde le espera su hijo, Álvaro, que ha sabido hacer negocio junto a otra de las grandes estrellas del PSG, Neymar.

Alvaro, el “toiss” catalán

Messi y Neymar coincidieron en Barcelona cuatro temporadas y su entendimiento era muy bueno. Una relación de la que tiene gran parte de culpa la familia costa. Pepe Costa era el confidente de Leo mientras su hijo, Álvaro Costa, se fue ganando la confianza de Neymar Júnior hasta hacerse íntimos amigos. El joven habla portugués -gracias a que vivió con su padre en Brasil- y su trabajo en Nike le permitió acercarse al jugador. Poco a poco se convirtió en un buen amigo del extremo, hasta convertirse en uno de sus Toiss, el grupo de amigos de confianza de Ney.

Cuando el Barça fichó al brasileño diseñó un plan para facilitar la adaptación de Neymar a Barcelona y, sobre todo, para alejarlo de las malas compañías y ese es el papel que finalmente se asignaría a Álvaro Costa.

Álvaro, bautizado como Álvarito, se convirtió así en el “Toiss catalán”. Neymar, su familia –principalmente su padre y su hermana Rafaella– y los ‘Toiss’ lo recibieron con los brazos abiertos. Desde entonces le acompaña allá por donde va. En sus viajes, en sus vacaciones, en sus fiestas...

El negocio de ser amigo de Neymar

Una tarea, que por cierto resulta ser bastante rentable. Hay un chiste popular en Brasil que dice que si eres amigo de Neymar, no sentirás la actual crisis económica y de desempleo que azota al país. Y así es, ya que según publicó The Sun, sus “toiss” más íntimos están en nómina, ganando más de 11.000 euros al mes. Un pastizal que se suma a los negocios que han ido creando a la sombra del brasileño.

A buen seguro que para el Clan de los Costa, París bien vale un Messi... y un Neymar.