Fútbol

¿Quién era realmente Gabriel Hanot, el periodista y piloto de combate que inventó la Champions League?

Fue futbolista, internacional con Francia pero, ante todo, un visionario del fútbol que también impulsaría el balón de oro

Gabriel Hanot, el inventor de la Copa de Europa y el balón de oro
Gabriel Hanot, el inventor de la Copa de Europa y el balón de oro FOTO: @LeEquipe larazon

La final de la Champions League que disputan este sábado Liverpool y Real Madrid en el Stade de France servirá para coronar al nuevo campeón de la competición de clubes más prestigiosa del mundo. Con 19 Copas de Europa entre ambos, se trata de una final entre dos de los clubes más laureados en la competición. Un sueño que no habría sido posible sin la pasión de dos periodistas: Gabriel Hanot y su colega Jacques Ferran.

Muchas generaciones han crecido con la Copa de Europa y la Champions League como la cita futbolística más importante del continente, pero aunque la idea de crear un proyecto futbolístico a nivel europeo parece sencilla no lo fue tanto poder ponerla en marcha.

¿Quién fue Gabriel Hanot?

Con la Copa Mitropa ya en liza, que englobaba a conjuntos del Centro y el Este de Europa, y la Copa Latina abarcando los conjuntos del Sur del continente, Gabriel Hanot, un modesto futbolista francés pensó que sería bueno para el deporte poder medir a los mejores equipos del continente y coronar a un rey final. Un accidente, cuando aún era jugador de fútbol, provocó que Hanot se dedicara al periodismo, siempre con la pasión por el fútbol por bandera. Su obsesión se convertiría en realidad.

No fue sencillo. Su gran capacidad de análisis le había llevado a ser seleccionador francés, pero su cargo no le impidió seguir siendo cronista de fútbol dándose la paradoja de hacer las crónicas del equipo que él mismo entrenaba. Hanot escribía para L’Equipe y tras un partido ante España, en un artículo anónimo, pidió su propia dimisión, que presentaría horas después de la publicación del artículo.

Futbolista internacional

Gabriel Hanot nació en Arras, al norte de Francia, en 1889. Jugó en el Tourcoing FC y pronto fue reconocido como un lateral destacado. Antes de la Primera Guerra Mundial también jugó durante dos años en Alemania. fue internacional por primera vez con la selección de Francia, contra Suiza, a los 18 años.

Hanot jugó 12 veces con Francia, la última como capitán, contra Bélgica en 1919. Habría sido más internacional de no haber sido por la Primera Guerra Mundial, en la que se destacó como piloto de combate y escapando de un campo de prisioneros alemán.

El Periodista que apoyaba el fútbol femenino

La carrera de jugador de Gabriel Hanot terminó prematuramente, a la edad de 29 años, cuando se lesionó en un accidente aéreo. Se convirtió en periodista de L’Auto y Le Miroir des Sports. Gabriel Hanot fue un hombre un visionario. Apoyó firmemente el fútbol femenino en Francia a principios de la década de 1920. La mayoría de los historiadores coinciden en que la introducción del fútbol profesional en Francia en 1932 se debió sobre todo a Hanot.

De 1945 a 1949 fue entrenador de la selección nacional de Francia. Legado europeo Como periodista, Gabriel Hanot fue una gran influencia en el fútbol europeo. Con Jacques Ferran, su colega en L’Equipe, Hanot desarrolló la idea de la Copa de Europa, un torneo para todos los equipos campeones de Europa, que luego se convirtió en la Liga de Campeones. También inventó los premios Balón de Oro. Murió en 1968, a los 78 años.

En junio de 1955 la UEFA aprobó organizar una competición entre clubes europeos denominada como Copa de Clubes Campeones Europeos (nombre original en francés, Coupe des Clubs Champions Européens), -más conocida como Copa de Europa-.

Impulsada por el periódico deportivo francés L’Équipe de mano de su director en la época Gabriel Hanot junto con su colega Jacques Ferran, contó con con el apoyo del presidente del Real Madrid Club de Fútbol, Santiago Bernabéu, así como Gusztáv Sebes, subsecretario de deportes de Hungría y vicepresidente de la UEFA.

La competición, cuya creación fue inspirada por el Campeonato Sudamericano de Campeones, pretendía unificar un torneo a nivel europeo para designar al mejor club del continente tras las predecesoras Copa Mitropa y Copa Latina, entre otras.

Para la historia quedará que el primer encuentro de la Copa de Europa lo disputaron el Sporting de Portugal y el Partizán de Belgrado, que el primer tanto lo anotó Joao Baptista Martins, del Sporting, y que el Real Madrid, tras ganar 4-3 al Stade de Reims, sería el primer campeón, conquistado el primero de sus 13 trofeos continentales.

Y todo ello gracias al empeño de un periodista crítico, polémico y adelantado a su tiempo.