Fútbol

Catar 2022 pierde a Mbappé

Nuevo fracaso del país asiático por intentar unir su imagen a la del delantero del PSG

Kylian Mbappé celebra un gol con la selección de francesa.
Kylian Mbappé celebra un gol con la selección de francesa. FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

La relación de Kylian Mbappé con el París Saint-Germain y todo lo relacionado con Catar no atraviesa su mejor momento. El club francés es propiedad de Qatar Investment Autorithy, el fondo soberano de inversión del país asiático que controla el club a través de Qatar Sports Investments (QSI) y que deseaba retener a Mbappé en el PSG para que fuera el gran icono del equipo y de Catar durante el Mundial 2022. Se trata de una estrategia que va más allá de lo deportivo para los propietarios del club, pero las intenciones de Mbappé parece que van en sentido contrario a los deseos de Catar y del PSG.

Según desveló el diario L’Equipe, Catar cursó una invitación a Mbappé para que asistiera al sorteo del Mundial que se celebrará este viernes en Doha. El delantero del PSG rechazó esa invitación, con lo que Catar 2022 pierde a uno de sus grandes reclamos para este viernes. Según L’Equipe, el delantero habría alegado que no tenía motivos para asistir al sorteo, ya que no es el capitán de la selección francesa. Catar vuelve a fracasar en su deseo de unir su imagen a la de Mbappé, que parece que no está dispuesto a dejarse utilizar por las autoridades deportivas y políticas del país que acogerá el próximo Mundial a partir del 21 de noviembre.

Mbappé tiene previsto entrenarse este mismo viernes en el centro de entrenamiento del PSG, Camp des Loges, para preparar el partido del próximo domingo contra el Lorient en el Parque de los Príncipes (20:45).

Este desengaño de Catar con Mbappé se suma a los que ya ha sufrido la propiedad del PSG con el delantero internacional francés a cuenta de su frustrada renovación. El jugador termina contrato el próximo 30 de junio y ha rechazado todas las ofertas de renovación que ha recibido. La última, según desveló en exclusiva Le Parisien, era por dos temporadas, con un salario de 50 millones de euros netos al año más una prima de fichaje de 100 millones de euros.

Esta proposición no ha hecho dudar, de momento, a Mbappé, al que desde el entorno del Real Madrid se sitúa a partir de la próxima campaña en el club que preside Florentino Pérez. El delantero ya rechazó una oferta de 45 millones netos por temporada.

El club que preside Nasser Al-Khelaïfi puso hace meses en marcha toda su maquinaria para intentar conseguir que Mbappé siga al menos una campaña más en el PSG y, de esta forma, dispute el próximo Mundial de Catar siendo futbolista del equipo parisino.