Deportes

Paula Badosa escapa de la trampa de Juvan y se mete en tercera ronda de Roland Garros

La española pasó un mal rato, pero terminó venciendo por 7-5, 3-6 y 6-2 y se enfrentará a Kudermetova por un puesto en octavos

Paula Badosa escapó de un partido complicadísimo ante Kaja Juvan en la segunda ronda de Roland Garros
Paula Badosa escapó de un partido complicadísimo ante Kaja Juvan en la segunda ronda de Roland Garros FOTO: Michel Euler AP

Del paseo de la primera ronda a pasarlo realmente mal en segunda. Paula Badosa cayó durante un rato en las triquiñuelas de Kaja Juvan, pero supo volver a tiempo para llevarse un triunfo que celebró por todo lo alto (7-5, 3-6 y 6-2). La jugadora eslovena era una trampa desde el comienzo: no había que fiarse de su ranking, la 68 del mundo, porque llegaba en racha después de haber sido finalista en Estrasburgo, perdiendo el partido por el título con Kerber, pero en tres sets decididos en el tie break y tras tres horas. Empezó de manera explosiva la española, como si fuera una continuación de su estreno ante Ferro, pero al final del primer parcial empezaron las dificultades, que duraron durante una hora larga y a punto estuvieron de costarle un disgusto.

Del 5-2 pasó Badosa al 5-5, aunque ese set inicial se lo consiguió llevar. Pero el partido ya era otro. El dominio desde el fondo de la barcelonesa empezó a estar en entredicho. Juvan dejó de entrar a la batalla cara a cara, así era imposible que ganara. Empezó a cortar el ritmo y con las dejadas comenzó a desesperar a la española. La verdad es que la precisión con las que las ejecutó fue milimétrica. Aparte de eso, mostró una capacidad para defender pelotas fuera de lo normal. Llegó a algunas increíbles, hacía globos que del cielo caían a las líneas y parecía leer el pensamiento de su rival para saber la dirección en la que iba a tirar la bola. Badosa se desordenaba, fallaba, las tiraba fuera y miraba a su banquillo, mientras el marcador corría en su contra.

La reacción

Cedió el segundo set y arrancó el tercero con un nuevo break en contra. Pero cuando la situación empezó a ser desesperada, apretó los dientes. Siempre dice que le gusta que la vean como una luchadora, que la recuerden así. Y en esos momentos de frustración en lugar de encoger el brazo, lo soltó. Tiró más duro todavía y por fin comenzó a desbordar a Juvan. Fue importante que la reacción llegara tan pronto porque verse muy atrás en este tercer parcial podía haber hecho que entrara en una dinámica negativa, y en el tenis ya se sabe que la cabeza va casi por encima de la raqueta o las piernas. Recuperó la rotura y encadenó tiros ganadores para poner un 4-1 que realmente resultó tranquilizador. Sirvió mejor también... Todo comenzó a fluir y alcanzó la tercera ronda, donde le espera Kudermetova, a la que ya ha vencido dos veces este 2022: en la pista dura de Indian Wells y en la tierra de Madrid. Pero no hay que fiarse: cada día es una batalla diferente.