España también rescatará a sus aerolíneas

Ábalos anuncia que el Gobierno prepara un plan de ayudas porque las líneas ICO han sido "insuficientes"

Empresas de 'handling' piden a Trabajo que extienda los ERTE hasta marzo de 2021
Aviones de Iberia aparcados en el aeropuerto de Madrid-Barajas EUROPA PRESS

Uno de los temores de algunas aerolíneas era que sus respectivos países de origen no las prestasen el suficiente apoyo financiero para superar la crisis del coronavirus. Sobre todo, porque estados como Francia, Italia o Alemania ya han procedido al rescate de sus compañías más grandes, Air France, Alitalia y Lufthansa, respectivamente. España se contaba entre esos países que, hasta ahora, habían concedido ayudas limitadas a sus aerolíneas. Pero eso va camino de cambiar. El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha asegurado hoy que el Gobierno prepara un paquete específico de ayudas al sector. Ábalos ha reconocido que las líneas ICO no son suficientes para garantizar que compañías como Iberia o Air Europa puedan competir en igualdad de condiciones con otros aerolíneas.

Según ha explicado el ministro, las medidas se están diseñando después de que el Gobierno haya hablado con las aerolíneas, evaluado sus necesidades y constatado que las líneas del ICO no han sido suficiente. Iberia y Vueling, integradas en el grupo hispano británico IAG, firmaron a principio de mayo sendos contratos de financiación sindicada avalada por el ICO con 750 y 260 millones de euros respectivamente. Una cantidad que palidece antes los 9.000 millones de euros que ha inyectado Alemania en Lufthansa o los 7.000 destinados por el Estado francés a Air France.

Devolución de los billetes

Aunque no ha explicado cómo se articularán las ayudas, Ábalos si ha deslizado que para el Gobierno es capital que los compañías devuelvan el importe de los billetes cancelados por el coronavirus a los viajeros. El ministro ha advertido de que estas compañías tienen que “cumplir con la legalidad” en cuanto a la devolución de los importes de los viajes y ha señalado que hay “miles y miles de reclamaciones para tramitar” en este sentido. El Ejecutivo se mantiene muy vigilante en esta cuestión. El Ministerio de Consumo, de hecho, ha denunciado a 17 compañías por, según asegura, no haber informado sobre los reembolsos de los billetes cancelados. En este punto, las compañías aseguran que están procediendo a las devoluciones pero que la magnitud de la crisis las ha obligado a mantener en ERTE a buena parte de su plantilla, lo que dificulta las tramitaciones. No obstante, también han advertido de que, si no se les da cierta holgura para atender a estas reclamaciones y se les obliga a devolverlas con rapidez o reciben apoyo financiero, podrían quebrar.

Las aerolíneas, sobre todo a través de su patronal, ALA, llevan meses solicitando más apoyo del Gobierno. El último de sus representantes en hacerlo ha sido el presidente de Iberia, Luis Gallego. En la cumbre empresarial de la CEOE, Gallego advirtió de que “sin aviones no hay turismo y sin turismo peligra el país”. Gallego aseguró que aunque las líneas ICO les habían sido de ayuda, les iba a ser difícil competir contra otras compañías que habían recibido más dinero y garantías. En ese mismo foro, adelantó que Iberia sería en los próximos años “más pequeña” para adaptarse a la caída del tráfico aéreo, que se prevé no se recupere antes de 2023. De hecho, la compañía ya ha comenzado a redimensionar su tamaño y ha advertido de que el año próximo su actividad se reducirá el menos un 20% con respecto a este.

Entre las medidas de apoyo que el sector reclama está un “plan prever” para los aviones o la condonación de tasas aéreas. Para poder sufragar esta última, ALA ha sugerido que el gestor aeroportuario, Aena, no reparta dividendos entre sus accionistas y destine los fondos a “subvencionar” estos pagos que deben hacer las aerolíneas por el uso de las infraestructuras.