El Ejecutivo exigirá a los accionistas de sicav una participación mínima de 2.500 euros

Esta medida se aprobará en una ley diferente a la de Presupuestos Generales del Estado

María Jesús Montero, Pilar Paneque, María José Gualda e Inés Bardón en el Congreso de los Diputados

El Gobierno exigirá a los accionista de las sicav una participación mínima de 2.500 euros. Así lo ha anunciado este miércoles la secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón, durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, en la que ha avanzado que se aprobarán “requisitos adicionales” para disfrutar de los beneficios fiscales de las sicav, como una participación mínima de 2.500 euros. Sobre la órbita de la Agencia Tributaria recaerá la competencia de comprobar que estos requisitos se cumplen. Estas medidas se tramitarán en otras leyes diferentes a la de Presupuestos Generales del Estado de 2021, así como el establecimiento de un gravamen del 15 % sobre el beneficio no distribuido de las socimi.

En sintonía con el discurso mantenido por su compañera de Gabinete la secretaria de Estado de Presupuestos, Bardón ha defendido como realistas las previsiones de crecimiento económico en las que se basan las cuentas públicas del año que viene, frente a las críticas realizadas a primera hora de la mañana en el mismo escenario, en la Comisión de Presupuestos de la Cámara Baja, por el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

En este contexto, ha subrayado que este año los ingresos no financieros caerán un 7,3 %, un descenso que alcanzará el 7,6 % en el caso de la recaudación tributaria ante una bajada de las bases imponibles agregadas del 5,4 %. Sin embargo, en 2021 se espera que los ingresos no financieros crezcan un 14,5 % y los tributarios, un 13 %, gracias tanto a las nuevas figuras fiscales como a la propia mejora de la economía. La secretaria de Estado ha señalado que la reforma en profundidad del sistema tributario se abordará cuando lo permita la situación económica y tendrá el objetivo de garantizar “un Estado del bienestar más fuerte”. Bardón ha concluido su comparecencia defendiendo el rigor de estas cuentas y realizando un llamamiento a la responsabilidad de todos los grupos parlamentarios para que estos Presupuestos puedan salir adelante durante su tramitación parlamentaria.