Estos son los tramos de retenciones del IRPF para la Renta de 2020

Los Presupuestos Generales de 2021 recogen un incremento de dos puntos porcentuales, del 45% al 47%, para las rentas que superen los 300.000 euros, pero este nuevo tramo no se aplicará hasta la próxima campaña

Hacienda ha devuelto ya 242,5 millones a 376.177 contribuyentes murcianos al cierre de la campaña de la Renta
Dos personas confeccionando la declaración de la Renta de 2019 de forma presencial EDUARDO PARRA-EUROPA PRESS

¿Cuánto retiene Hacienda de nuestras rentas? Esta pregunta encuentra su respuesta en los tramos del Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF). Este tributo progresivo crece a medida que lo hacen los ingresos y grava la renta del ejercicio, que está compuesta por los rendimientos del trabajo (principalmente los salarios y las pensiones); los rendimientos del capital; los rendimientos de actividades económicas y las ganancias patrimoniales. Afortunadamente, el principal impuesto que asumen las personas físicas no se paga de golpe en la declaración de la Renta.

La retenciones de IRPF están presentes en la nómina mensual y estas representan gran parte de los pagos que el trabajador adelanta a Hacienda, lo que determinará si en la declaración de la Renta le saldrá a pagar o a devolver. Aunque con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 se introdujo un nuevo tramo de IRPF para los contribuyentes que ganen más de 300.000 euros al año, este no se introducirá hasta 2022, cuando haya que presentar la declaración de 2021.

Cómo funciona el IRPF

Todos sus ingresos de 2020 se agrupan por categorías para conformar la base general y la del ahorro, ya que las rentas del ahorro tributan de forma diferente. A continuación se aplican las posibles reducciones, que como su propio nombre indica, reducen la base liquidable sobre la que imponen de los tramos del IRPF. Esa cuota no es el resultado final, porque se puede rebajar la factura fiscal aún más aplicando deducciones estatales y autonómicas (por inversión en vivienda habitual, por realizar donativos, por maternidad, por familia numerosa, etc.). A este resultado se le restan las retenciones que ya haya adelantado, por ejemplo en su salario, y conocerá si Hacienda le debe dinero o se lo debe usted.

Cuánto se retiene en cada tramo

Pero, ¿cuáles son los tramos y cuánto se paga en cada uno? El IRPF es progresivo, esto quiere decir que ingresos anuales se dividen por tramos y a estos se les asigna un porcentaje de impuestos a pagar.

1º Con ingresos hasta 12.450 euros, la retención es del 19%.

Entre 12.450 euros hasta 20.200 euros, se retiene el 24%.

Entre 20.200 euros y 35.200 euros, pagará el 30% de IRPF.

De 35.200 euros a 60.000 euros, se retiene el 37%.

5º A partir de 60.000, la retención es del 45%.

Tramos IRPF declaración de la Renta 2020
Base imponible Tipo
Hasta 12.450 euros 19%
Desde 12.450 euros hasta 20.200 euros 24%
Desde 20.200 euros hasta 35.200 euros 30%
Desde 35.200 euros hasta 60.000 euros 37%
Más de 60.000 euros 45%

En 2022, cuando haya que presentar la declaración correspondiente a 2021, entrará en juego un nuevo tramo. Se gravará con el 45% de 60.000 a 300.000 euros y a todos los ingresos que superen los 300.000 euros se les impondrá un tipo del 47%.

Que el IRPF sea progresivo implica que si cobra al año 22.200 euros no va a pagar directamente el 30%. Si ganó 22.200 euros en 2020 pagará el 19% de los primeros 12.450 euros, el 24% de 7.750 euros, la diferencia entre el primer y segundo tramo (20.200-12.450= 7.750 euros), y el 30% de 2.000 euros, es decir, de la diferencia de su sueldo, que pertenece al tercer tramo, y el segundo tramo (22.200-20.200=2.000 euros). En el caso de una persona que cobre 70.000 euros al año no pagará el 45% de esos ingresos en impuestos, unos 31.500 euros en IRPF. La cantidad real que debe pagar son 22.401,5 euros (el 19% de 12.450 euros+ el 24% de 7.750 euros + el 30% de 15.000 euros + el 37% de 24.800 euros + el 45% de 10.000 euros). Esto supone 9.098,5 euros menos que si el IRPF no fuese progresivo.

El problema que surge con los ERTE es que las prestaciones abonadas por el SEPE no aplican estas retenciones, como sí ocurre con el sueldo, por lo que a 4 millones de afectados por ERTE les tocará ajustar cuentas en la declaración de la Renta, con resultado a pagar en buena parte de los casos.

Tributación del ahorro

Por su parte, las rentas que componen las bases del ahorro tributan de otra forma. Para la declaración de la Renta de 2020, la tributación del ahorro se queda en los siguientes porcentajes:

1. Rentas del ahorro hasta 6.000 euros: retención del 19%.

2. Rentas del ahorro de entre 6.000 euros y 50.000 euros: retención del 21%.

3. Rentas del ahorro superiores a 50.000 euros: retención del 23%.

Al igual que ocurre con los tramos del IRPF, en la declaración de la Renta correspondiente al ejercicio fiscal de 2021 habrá que aplicar las subidas de tipos recogidas en los Presupuestos del Estado de 2021: se mantiene el 23% para las rentas del ahorro de entre 50.000 euros y 200.000 euros, y a partir de 200.000 euros se aplica un 26%.