Comunidad Valenciana

Ouigo retrasa su llegada a Valencia hasta después de verano

La compañía no puede operar la ruta hasta que no se abra el túnel de alta velocidad que conecta las estaciones de Atocha y Chamartín, que sigue cerrado por diversos trabajos

Un tren de Ouigo en la estación de Zaragoza
Un tren de Ouigo en la estación de Zaragoza FOTO: Javier Cebollada EFE

Renfe seguirá operando en solitario en el corredor de alta velocidad entre Madrid y Levante al menos hasta después de verano. El operador de bajo coste francés Ouigo, que como publicó este periódico el pasado mes de septiembre, en principio tenía pensado iniciar sus operaciones comerciales en primavera; ha tenido que retrasar sus planes al menos hasta septiembre al no haber recibido todavía el ok para su funcionamiento el túnel que debe unir las estaciones madrileñas de Atocha y Chamartín.

Ouigo, que junto a iryo fue la otra adjudicataria de capacidad para competir con Renfe en tres corredores de alta velocidad españoles, ha explicado que por especificidades de la infraestructura española, sus trenes sólo pueden operar desde la estación de Chamartín hacia el corredor de Levante. Esto es debido a que el tramo que conecta Atocha con el corredor de Levante cuenta con el sistema de seguridad histórico español (LZB) hasta Torrejón de Velasco, lo que hace imposible que los trenes Alstom de Ouigo puedan operar, a día de hoy, desde Madrid-Puerta de Atocha a Valencia y Alicante ya que cuentan con el sistema de seguridad estándar europeo (ERTMS).

Para operar sus trenes en el corredor de Levante, Ouigo necesita que la infraestructura que se ha construido, el túnel que une Chamartín con Puerta de Atocha, esté en funcionamiento. Esto es así porque este túnel contará con ERTMS, y unirá la estación de Chamartín con el corredor de Levante con este sistema de seguridad.

El túnel, tras varios retrasos, está acabado, pero actualmente se están realizando unas obras en el entorno de la infraestructura que impiden su uso, por lo que la fecha de inicio de las operaciones de Ouigo se ha visto trastocada. Ouigo asegura que todavía no tienen la fecha de entrada en funcionamiento del túnel, que está pendiente de la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF). Además, y aunque la compañía francesa ya ha comenzado a formar a los maquinistas en la ruta hasta Valencia, en el tramo que no incluye el túnel, una vez que éste se encuentre operativo, es necesario un tiempo -unas tres semanas- para formar a los maquinistas y terminar de homologar sus trenes en este túnel. Aunque las obras que impiden el uso del túnel estuviesen terminadas como está previsto para finales de junio o principios de julio, Ouigo no podría empezar a operar como pronto en el corredor hasta agosto, en plena temporada alta de verano. Y, como explican fuentes próximas a la compañía, “no parece el mejor momento para lanzar una ruta nueva”, lo que ha abocado a la operadora a posponer sus planes hasta después de verano. Ouigo no ha especificado la fecha concreta en que sus trenes empezarán a circular entre Madrid y Valencia. En principio, empezará a vender los billetes el 30 de junio y ese mismo día anunciará la fecha de inicio del servicio de la línea.

Desde Ouigo aseguran que están “trabajando todo lo rápido que podemos y mano a mano con ADIF, la AESF y resto de actores del sector, para llegar cuanto antes hasta Valencia, destino al que estamos deseando llegar y poder ofrecer todos los beneficios que la liberalización trae consigo”. Unos beneficios que, aseguran, ya se están dejando ver en el corredor entre Madrid y Barcelona, con bajadas de precio de billetes del 50% de media, nuevos perfiles como familias y jóvenes en la alta velocidad, un aumento del tráfico de viajeros del 75% o una mayor descarbonización del transporte, entre otros.