MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
21:16
Actualizado
  • 1

Así vivimos la mayor crisis desde 1929

  • Luis Guijarro, directivo de Hercesa. Foto: Jesús G. Feria
    Luis Guijarro, directivo de Hercesa. Foto: Jesús G. Feria

Tiempo de lectura 2 min.

15 de septiembre de 2018. 12:17h

Comentada
14/9/2018

Testimonios de aquellos que vivieron en primera persona la crisis de Lehman Brothers, la mayor crisis desde 1929.

Luis Guijarro, directivo de Hercesa

«Teníamos una deuda de 2.000 millones»

«En el verano de 2007 algo pasa, porque la banca empieza a dejar de prestar y pide todo lo que puede al mercado. Había una leyenda que decía que los suelos nunca bajaban de valor, pero tras doce años encadenando subidas, los suelos se desvalorizaron un 50%. En 2008, el grupo Hercesa, muy fuerte en el sector, tenía 2.000 millones de deuda y muchísimo suelo financiado. Ya nos hemos librado de la totalidad de la deuda pero en aquel momento la situación fue muy tensa».

Manuel Holgado, socio de Kronos Homes y antiguo miembro del Grupo Lar

«A nadie le interesaba creérselo; decían que era una desaceleración»

«Nadie se quería creer lo que estaba ocurriendo, a nadie le interesaba creérselo. Recuerdo que en aquellos años, dentro del sector, te decían que era una “desaceleración”, un “aterrizaje suave”. Cuando la gente insiste tanto en usar palabras amables es porque no interesa pensarlo, aunque era imposible prever una crisis tan devastadora».

Jesus Pleite, consejero delegado de Asentis

«Era caótico, pero nadie preveía una crisis tan dura y tan larga»

«En 2006 ya percibímos síntomas. Algo raro había pasado, así que paramos los planes de negocio antes de que todo empezara a deteriorarse. Cuando llegamos a la caída de Lehman, la situación era caótica pero nadie preveía una crisis tan dura y tan larga, sabíamos que algo muy serio estaba pasando cuando se oficializó el fin del mundo».

Carlos Fernández, ex director de Suelo de la Sareb

«Fue absolutamente necesaria la creación de Sareb»

«Lehman Brothers supuso una pérdida de confianza absoluta en el sistema. Los bancos no podían sobrevivir con todo el ladrillo que tenían, así que se optó por transferir todo a una entidad creada para ello. Fue absolutamente necesaria la creación de Sareb, porque si no hubiéramos recolocado esos activos no se habría quitado el tapón en el sector financiero».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs