Un diario portugués desenmascara a Iglesias: “Se ha convertido en lo que tanto criticaba”

El semanario progresista “Expresso” deja en evidencia al vicepresidente segundo con un reportaje titulado “Podemos: del sueño a la desilusión”

Portada del influyente diario portugués Expressolarazon larazón

De atacar a la casta, a convertirse en casta. De querer asaltar el poder, a viajar en coche oficial. Las contradicciones del vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, no escapan a nadie y tampoco a la prensa extranjera. En este sentido, el influyente y progresista diario “Expresso” ha publicado un reportaje sobre el partido morado que titula: “Del sueño, a la desilusión”. Tan solo el titular, ofrece una idea del enfoque del reportaje. Según destaca esta publicación Podemos “se ha convertido en lo que tanto criticaba”.

El semanario analiza el rápido y vertiginoso cambio que se ha producido entre los dirigentes del partido morado cuya formación creció al albor del movimiento social 15-M y desde un entorno universitario, pero de cuya esencia queda ya muy poco. De hecho, el semanario repasa la metamorfosis que ha transformado a Iglesias y recuerda su marcha del piso en el barrio de Vallecas a un chalé con piscina en Galapagar.

El reportaje está firmado por el periodista español Ángel Luis de la Calle que subraya las múltiples incoherencias del político. Arranca el reportaje “cuando los libros estudien esta época convulsa de la historia de España, sin duda dedicarán una especial atención al análisis del fenómeno Podemos". No es adalid el uso de ese calificativo -convulso- ya que si por algo se ha caracterizado la formación desde que llegó al Congreso es por situar a la crispación y el “tono mitinero” en el fondo del debate.

Continúa el reportaje advirtiendo de que Iglesias forma parte de las organizaciones más sensibles del Estado, como el CNI, “guste o no”, dice para luego advertir del papel autoritario que el propio Iglesias ejerce sobre su formación en la que cualquier voz disidente es acallada. “Iglesias maniobra en su partido con mano de hierro, desestimando la más mínima impugnación sin escrúpulos e imponiendo un hiper-liderazgo indiscutible”, describe el autor del reportaje.

Advierte el autor, que la formación “tiene decenas de millones de euros para sus fines, desbordados por los honorarios oficiales que percibía por los votos recibidos en diferentes elecciones desde 2014”, al tiempo que recuerda que “no se deshace de los males endémicos que afligen a los partidos políticos clásicos del panorama español: las sospechas de financiación y la judicialización de sus conflictos internos”.

En definitiva, de nuevo, la Prensa extranjera se fija en la clase política española. La tensión y crispación en la que está inmerso el debate político preocupa fuera de nuestras fronteras por la incapacidad para llegar a acuerdos y los intereses partidistas de la clase política que nos dirige.