Page carga contra Iglesias: “Arrincona al PSOE y nos marca la agenda”

El presidente de Castilla-La Mancha considera que el “peaje” de pactar con los abertzales es "muy doloroso: “Lo de Bildu no tiene un pase”

El apoyo explicitado por EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado por boca de Arnaldo Otegi en una etapa tan embrionaria del proceso de negociación ha causado un profundo malestar tanto en Moncloa como en el Partido Socialista. Varios son los dirigentes autonómicos que han elevado la voz para clamar contra la nueva relación que se ha establecido con los abertzales. A la alusión a la “náusea” que le provocaba al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que los herederos políticos de la banda terrorista vayan a ser decisivos, se ha sumado hoy Emiliano García-Page. En una entrevista en la Cadena Ser, el presidente de Castilla-La Mancha ha lamentado que para sacar adelante las cuentas haya que “comulgar con ruedas de molino” y que, en concreto, “lo de Bildu no tiene un pase”.

“En España llevamos mucho tiempo viviendo en el cortoplacismo. Nada responde a una ideología. Noto que estamos padeciendo un tactismo de sacar los Presupuestos de cualquier manera. El PSOE comulga con ruedas de molino de Pablo Iglesias”, ha criticado. El dirigente socialista ha dirigido sus dardos hacia el líder de la formación morada, asegurando que ve con preocupación como Podemos “nos marca la agenda y nos está llevando una esquina del tablero político que está muy fuera del sitio habitual de las grandes mayorías del PSOE”.

Para García-Page, el PSOE “está intentando hacer viable una situación política casi inviable” y que, en lo relativo a los Presupuestos, aunque “el documento de fondo es bueno, el peaje para sacarlo adelante es doloroso”. “Lo de Bildu no tiene un pase desde un punto de vista de fondo. No han hecho un proceso de reconciliación”, ha criticado. Sobre el otro socio “inquietante” del Gobierno, Esquerra Republicana, Page ha asegurado que “tiene respeto” por esta formación, porque “no asocio izquierda con separatismo”. "El PSOE ha sido el punto de encuentro, ha sido su mayor virtud. No hay margen para la ideología en el Presupuesto”, ha señalado. Sin embargo cree que Iglesias “debe de estar encantado” porque "escucho a sus ministros hablar de todo menos de sus áreas”.