Irene Montero lleva a la actriz trans de La Veneno a su acto institucional en medio de la polémica por su Ley

La protagonista de la serie de Atresmedia ha leído un extracto de “La hermana, la extranjera”, de Audre Lorde.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), acompañado por la ministra de Igualdad, Irene Montero (2i), y la actriz Daniela Santiago (2d) al término del acto institucional con motivo del 8 de marzo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), acompañado por la ministra de Igualdad, Irene Montero (2i), y la actriz Daniela Santiago (2d) al término del acto institucional con motivo del 8 de marzoEmilio NaranjoEFE

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha organizado un acto en Institucional en el Instituto de la Mujer con la participación del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con motivo del 8-M en el que en medio de las discusiones sobre su polémica Ley Trans ha contado con la participación de la actriz trans Daniela Santiago, que da vida a “La Veneno” en la popular serie de Atresmedia dirigida y creada por Javier Calvo y Javier Ambrossi.

Daniela Santiago ha pronunciado un discurso en el que ha dicho “quienes somos pobres, lesbianas, trans, negras, viejas… sabemos que la supervivencia no es una asignatura académica, es aprender a mantenernos firmes en la soledad y a hacer causa común con otras que también están fuera del sistema”.

En su intervención, se ha preguntado ¿Cómo explicáis que las mujeres que os limpian las casas y cuidan a vuestros hijos mientras vosotras asistís a congresos feministas sean en su mayoría mujeres pobres y de color? ¿Qué teorías respalda el feminismo racista?.

En su alegato también ha citado a la feminista Audre Lorde para defender que el feminismo como movimiento transversal debe superar “la primera lección patriarcal de ‘divide y vencerás’ y convertirse en ‘definamos y cobremos fuerzas’.”

“Ley trans” de Irene Montero

La participación de la actriz en este acto no es una cuestión baladí ya que se produce en medio de las negociaciones de la Ley Trans que quiere impulsar su Ministerio y que ha desatado tantas polémicas y roces en el seno del Gobierno de coalición.

Entre los motivos por lo que está en el punto de mira es que la nueva normativa recoge una de las demandas históricas de este colectivo, es decir, la despatologización de la transexualidad, lo que permitirá el cambio de sexo sin necesidad de exámenes médicos o psicológicos.

Otro de los grandes choques entre los pro y los anti Ley Trans es el papel de los menores, ya que la nueva normativa permitiría que pudieran cambiar el sexo sin autorización de sus padres los mayores de 16 años.