El padre de las niñas desaparecidas en Tenerife mandó espiar a su mujer y a su nueva pareja

Tomás Antonio Gimeno, desaparecido junto a Anna y Olivia desde el 27 de abril, siguió a Beatriz y agredió brutalmente a la nueva pareja de su ex mujer

Tomás Antonio GImeno, padre de Anna y Olivia, desaparecidas desde el pasado 27 de abril
Tomás Antonio GImeno, padre de Anna y Olivia, desaparecidas desde el pasado 27 de abrilLa Razón (Custom Credit)Instagram

La Guardia Civil prosigue la búsqueda de Anna y Olivia, las niñas de uno y seis años, desaparecidas junto a su padre desde el pasado día 27 de abril en Tenerife. La familia ha proporcionado una nueva imagen para tratar de lograr alguna pista y sus fotos se pueden ver ya en más de 50.000 cajeros automáticos en toda Europa. La difusión de las imágenes ha llegado hasta Suramérica, donde Tomás Antonio podría haber huido. esa es sólo una de las varias opciones que manejan los investigadores.

La separación de Beatriz Zimmermann y Tomás Antonio Gimeno fue bastante traumática. Tomás no podía soportar que su ex mujer rehiciera su vida. Por ello, decidió contratar a una persona que espiara a Beatriz y a sus hijas Anna y Olivia. Sin embargo, los investigadores de la Guardia Civil no han logrado identificarlo. No figura en ningún registro profesional, no hay rastro de él. Podría tratarse de un detective privado o de un investigador sin colegiación.

Además de seguir a Beatriz e informar a Tomás Antonio debería haber elaborado algún tipo de informe sobre el trabajo desarrollado. Ese supuesto informe no aparece por ningún lado y puede ser hasta que no exista, lo que reforzaría la hipótesis de que el trabajo le fue encargado a algún tipo de profesional no colegiado. De momento, lo único que ha podido hacer la Guardia Civil ha sido presentar un requerimiento para localizarlo.

De esta manera, Antonio pudo saber que Beatriz había rehecho su vida. Según relató una testigo, un día a primera hora la mañana, Tomás Antonio siguió a su ex mujer y a su pareja, se acercó a ellos y comenzó a golpear de forma violenta en la cara al hombre. Beatriz comenzó a pedir ayuda a gritos y se abalanzó sobre Tomás, que la arrastró por el suelo mientras seguía agrediendo al hombre, un varón de edad avanzada, según dijo la testigo, empleada de una cafetería cercana al lugar de la agresión.

Según indicó en “Espejo Público”, escuchó los gritos mientras se preparaba para abrir la cafetería y salió a la calle para ver lo que pasada y tratar de ayudar. “Había un chico joven que estaba pegando a un señor mayor, y a la chica la arrastró por el suelo cuando intentó separarlos”, recordó.

Poco después, Beatriz y el hombre agredido entraron en la cafetería con Anna, que contaba con pocos meses y que está desaparecida junto con su hermana Olivia desde el 27 de abril. “El hombre mayor estaba muy magullado porque había recibido varios golpes en la cara”, dijo. Allí esperaron a que llegara la Guardia Civil para contarles lo sucedido. Tomás decidió huir de la escena tras la agresión.

En la actualidad, sólo hay dos situaciones posibles. Que Tomás haya secuestrado a las niñas o que haya acabado con su vida y después emprendiera la huida. La primera de ellas es la que hará posible el rastreo del mar con un sónar en busca de algunos de los bultos que Tomás metió en la barca y que ya no estaban cuando fue encontrada a la deriva.

La clave del caso es saber lo que ocurrió entre las 20:00 y las 21:00 horas del 27 de abril. Tomás estuvo con las niñas en su casa por la tarde y después acudió a visitar a sus padres y se despidió con ellos con un abrazo diferente a los de otras veces, con mayor intensidad. No se sabe nada más del padre de Anna y Olivia hasta las 21:00 horas que llega al puerto de la Marina.

El análisis de las cuentas bancarias indicó que hubo una transferencia entre dos de sus cuentas de 55.000 euros, lo que hace pensar que estaba planificando una huida. De su casa al puerto hay al menos 50 cámaras de seguridad, cuyas grabaciones están siendo examinadas. También la Unidad Central Operativa analiza las llamadas, posicionamiento y mensajes del teléfono de Tomás, sin que de momento hayan conseguido nada relevante. De hecho, es muy posible que utilizara un teléfono diferente al habitual.

El operativo de búsqueda de Anna y Olivia sigue en marcha

El operativo sigue buscando a las niñas por tierra, mar y aire. Nada está descartado. Todo parece indicar que Tomás lo tenía todo en la cabeza. Se despidió de sus padres, les dejó los perros para que se los cuidaran, sacó dinero del banco, tenía un teléfono móvil que necesitaba batería a pesar de que el suyo personal estaba apagado, eligió un día de mar tranquila y con la luminosidad de la luna. Además, llamó a Beatriz Zimmermann para decirle que nunca más volvería a ver a las niñas ni a él. Subió a la barca solo, con muchas maletas y bultos que parecían ropa. Todo desapareció, excepto la sillita del coche de Anna. el análisis de la embarcación, detectó una muestra de sangre pero se descartó que perteneciera a las niñas, era del padre.

Ahí se abren todas las vías. huyó a Cabo Verde en una embarcación de bandera británica? ¿Llegó a Marruecos, Madeira o incluso Suramérica? ¿Qué hizo con las niñas? Porque no tenían edad de quedarse solas ni un minuto. Entonces, ¿participaron más personas en la desaparición? Son muchas las preguntas que los investigadores tratan de poder responder poco a poco y tratar de resolver un caso muy complejo.

La madre de las menores sigue confiando en que las tenga ocultas en algún sitio y que estén a salvo y está haciendo todo lo posible por difundir imágenes para tratar de lograr algún avance. Para ello, en los últimos días ha publicado un vídeo y una imagen de ambas niñas. Hace unos días, la Guardia Civil siguió una pista que les llevó hasta Cádiz, donde una mujer afirmó haber visto al padre jugando en la playa con las niñas, pero finalmente la Benemérita confirmó que se trataba de un error.

Nuevo vídeo de Olivia

Beatriz Zimmermann ha publicado un nuevo vídeo de Olivia, cuando tenía poco más de tres años, en el que ella la enseña a posar y a desfilar como una auténtica modelo.