Castilla y León

Arranca el plan militar para repoblar Zamora con 1.400 artilleros y zapadores

El Ejército declara los terrenos del antiguo campamento de Monte la Reina como “Zona de Interés para la Defensa Nacional” y confía en empezar las obras en 2022

Instalaciones militares de Monte la Reina
Instalaciones militares de Monte la Reina FOTO: JL Leal Agencia ICAL

Llevaba años encima de la mesa como solución para frenar la despoblación que vive la provincia de Zamora: recuperar el antiguo cuartel de Monte la Reina y trasladar allí a unos 1.400 militares para reactivar las localidades cercanas de Toro y Fresno de la Ribera. Después de muchos tira y afloja y dudas, este último mes ha sido clave y, oficialmente, hoy arranca el proyecto para que en los próximos años lleguen a dichas instalaciones sus nuevos habitantes: artilleros y zapadores del Ejército de Tierra.

Así lo ha confirmado el Ejército de Tierra en un comunicado, en el que confirma que hoy “se ha dictado orden de proceder para que los terrenos del antiguo campamento y campo de maniobras sean declarados de Interés para la Defensa Nacional”. Al mismo tiempo, “se ha elevado solicitud al Ministerio de Defensa para que las obras que deben materializar la futura base del Ejército en la zona sean declaradas de Interés general para la Defensa Nacional”.

Con estos dos trámites burocráticos, arranca formalmente el proceso administrativo que permitirá acometer en 2022 las primeras acciones en materia de infraestructura para el futuro traslado de unidades militares a la provincia de Zamora. Eso sí, aún no hay una fecha estimada para su apertura.

Artilleros y zapadores

De esta forma, se da cumplimiento a lo que prometió la ministra de Defensa, Margarita Robles, la pasada semana, cuando visitó las antiguas instalaciones de Monte la Reina. Allí, acompañada entre otros por el nuevo Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Amador Enseñat, y la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, acordó el inmediato inicio de los trámites administrativos previos y anunció que está previsto que en este viejo acuartelamiento se ubique un Regimiento de Artillería y un Batallón de Zapadores junto con unidades de servicio de base.

Ahora, a la espera de que den comienzo las obras para adecentar las instalaciones y hacerlas habitables, una de las claves es la necesaria financiación, pues en su día se cifró en unos 100 millones el coste del proyecto. De momento, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya anunció que en los Presupuestos Generales del Estado para 2022 se incluirá una partida de 20 millones para Monte la Reina, a los que se suman otros 15 millones que destinará la Junta de Castilla y León.

Con la recuperación de este acuartelamiento se busca hacer frente a la despoblación que afecta tanto a Zamora como a esta zona. Y es que de los casi 198.000 habitantes que tenía la provincia en 2008 ha pasado a poco más de 170.500, casi un 14 por ciento menos. En la capital, más de lo mismo: de unos 67.000 habitantes de 2008 a menos de 61.000. En cuanto a la localidad en la que se asienta, Toro, ha perdido unos 1.200 vecinos en poco más de 12 años.

Más de 2.000 empleos

Por ello, la noticia de la llegada de cerca de 1.400 militares y sus familias a la zona ha sido recibida como una bendición, pues un reciente informe de la consultora KPMG cifró en 83 millones de euros el impacto sobre el Producto Interior Bruto (PIB) de Zamora que generaría la reapertura del campamento militar, creándose, a su vez, más de 2.000 empleos.

Los terrenos que ocupa el cuartel de Monte la Reina, el cual lleva más de 40 años cerrado y totalmente abandonado, ocupan unas 1.200 hectáreas (zona de vida y campos de maniobras y de tiro) y está situado a unos 25 kilómetros de la ciudad de Zamora. En sus instalaciones se efectuaba la formación de los españoles que realizaron su servicio militar en las Milicias Universitarias (1942-1972) y de1973 a 1978, acogió los cursos selectivos para el ingreso en la Academia General Militar.