Sánchez multiplica sus contactos internacionales por la crisis de Ucrania

El presidente del Gobierno conversará mañana con el secretario general de la OTAN

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está multiplicando sus contactos internacionales ante la crisis desatada en Ucrania y la amenaza de conflicto bélico.

La propia secretaría de Estado de Comunicación ha dado a conocer que Sánchez ha mantenido conversaciones durante las últimas horas con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell.

Esta misma tarde de sábado conversará con el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, y mañana lo hará con el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; el primer ministro de Letonia, Arturs Krišjānis Kariņš; y la primera mnistra de Estonia,Kaja Kallas.

El presidente del Gobierno, subraya la secretaría de Estado, está siguiendo “muy de cerca” la situación en Ucrania, en permanente contacto con los líderes de las instituciones europeas y la OTAN así como con los jefes de Estado y Gobierno de los países socios y aliados de España.

Su criterio es que ante esta crisis internacional solo cabe “la unidad, la distensión, el diálogo y la solidaridad con los socios y aliados para resolver la crisis con Rusia”.

Recientemente, Sánchez también mantuvo contactos con el presidente de Francia, los primeros ministros de Noruega, Reino Unido y la reunión con el canciller de Alemania, se suman ahora loEn los próximos días hablará con el presidente de Lituania y la primera ministra de Estonia.

El despliegue de España

Por el momento, España está acelerando el despliegue de efectivos y medios en el Mar Negro. Desde el martes, el Ministerio de Defensa ha ido anunciando cada día una fecha más cercana de cara al envío de tropas a esta zona de la mano de la OTAN.

La última fue el jueves, cuando dijo que la fragata «Blas de Lezo» de la Armada partiría de Ferrol (La Coruña) en «tres o cuatro días» para unirse a la Agrupación Naval Permanente nº2 de la Alianza (SNMG-2).

Y así ha sido, puesto que esta mañana de sábado la fragata española Blas de Lezo zarpó desde el puerto de El Ferrol rumbo al mar Negro, a donde llegará la próxima semana, como parte de la actuación española y europea ante la escalada de tensión entre Rusia y Ucrania.

La unidad prevé integrarse en una de las agrupaciones navales de la OTAN en unas maniobras habituales que ya estaban previstas para este año y que las autoridades españolas han decidido adelantar con este motivo.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, subrayó que España lleva años participando en todos los despliegues que organiza la OTAN, y en este caso concreto se ha adelantado la salida de los buques, dentro de lo que ha acordado con la alianza atlántica.