El Gobierno no está aún en la “fase de ceses” en el CNI

Los principales grupos parlamentarios constatan que el espionaje se hizo “en el marco de la legalidad”. Podemos y Junts piden la desclasificación de los documentos

Alrededor de cuatro horas ha durado la comparecencia de la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, que ha dado cuenta en la comisión de Gastos Reservados del Congreso sobre las numerosas informaciones que han salido a la luz sobre la polémica del espionaje a políticos con el sistema Pegasus.

A puerta cerrada y sin móviles en la mesa, Paz Esteban ha dado explicaciones ante los diez diputados autorizados por el Pleno del Congreso para conocer secretos oficiales, entre ellos cuatro independentistas: Gabriel Rufián (ERC), Mertxe Aizpurua (Bildu), Miriam Nogueras (Junts) y Albert Botran (CUP). -Estos dos últimos diputados catalanes figuran en la lista de diputados que habrían sido espiados por Pegasus, según publicó The New Yorker-

Según ha destacado el portavoz del PSOE en la Cámara Baja, Hector Gómez, la directora del CNI ha aportado documentación que todos los grupos han podido estudiar, más allá de la comparecencia informativa facilitada. “Ha sido un ejercicio de transparencia por parte de la Señora Esteban”, dijo, al tiempo que puso en valor el conjunto real de su comparecencia en la que profundizó sobre “determinada desinformación que ha circulado”.

Durante la comparecencia también se hizo referencia a la injerencia de los teléfonos infectados del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y de la ministra de Defensa, Margarita Robles -que también denunciaron haber sido espiados-, pero la comisión no ha pivotado sobre este asunto. Para el PP debe ser el Ejecutivo quien dé explicaciones de si ambos fueron espiados. Por ello, han pedido al Gobierno que dé cuenta de cuándo tuvo la información de vulnerabilidad de esos sistemas telefónicos.

Tanto el PSOE, como el PP, han coincidido en que el CNI “ha actuado en el marco de la directiva de inteligencia y, en cuanto a la lista que se ha publicado de hasta 65 posibles separatistas espiados, apuntan que ha quedado constatado que siempre “se llevó a cabo conforme a las autorizaciones judiciales oportunas para que pudieran actuar”. Según indicó la portavoz de los populares, Cuca Gamarra, las explicaciones de Esteban le han valido para constatar que “se actuó en el marco de la legalidad”. Para el PP las expectativas “han sido colmadas” y no tienen duda sobre la actuación del Centro de Inteligencia -muy cuestionado por los movimientos independentistas-

También el portavoz del PSOE dijo había quedado claro que el CNI se había movido en todo momento en el “ámbito estricto de la legalidad”. Gómez destacó que “hay que dar credibilidad absoluta a lo que se emite y traslada desde las instituciones y analizar lo que se transmite a modo de desinformación que pudieran ocultar, incluso, “estrategias para desestabilizar”.

Gómez dijo que la comisión “ha superado las expectativas” respecto a la claridad y contundencia de la comparecencia y transparencia. “Queda muy claro la transparencia y, sobre todo, cumplimiento de la legalidad en estas situaciones”.

Ambos portavoces tanto de PSOE y PP evitaron profundizar si son 65 personas las investigadas o menos, una información que fue publicada en un medio de comunicación. Gómez destacó que hay que profundizar en la fiabilidad de las fuentes de información porque “no todas corresponden a la realidad” por tanto, dijo no se pueden dar por bueno todo lo que se publica. Además, quiso poner en valor el CNI del que dijo realizan un “trabajo complejo”.

Sin ceses, por ahora

La responsable de los Servicios de Inteligencia, que lleva 40 años en ‘La Casa’, se ha tenido que enfrentar a partidos que tienen pedida la dimisión de la directora del CNI por esta polémica del espionaje, incluyendo Unidas Podemos, que comparte Gobierno con el PSOE. La formación morada y ERC también han reclamado la dimisión de la ministra de Defensa, Margarita Robles, la representante del Gobierno que más ha apoyada a Paz Esteban.

Sin embargo, el portavoz del PSOE dejó claro que ahora mismo, “no estamos en fase de ceses”, por lo que no se estaría orientado ahora el debate sobre responsables públicos si no en conocer con detalle lo ocurrido.No hay un escenario de análisis de ceses de momento, sino de estudio y de investigación”.

Desde Vox evitaron explicar nada de la comisión pero su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros destacó que el CNI “actúa conforme a la ley” y que fuera de ella “no hay nada para el Centro”. Además, destacó que “no actúa por libre si no engranado dentro de una institución”. Es decir: si el CNI no actúa por libre, si la comparecencia de su directora nos ha mostrado confianza y que quien está en el cargo es una persona solvente, ¿cómo es posible que una sola persona de este Gobierno pida su dimisión?”, se preguntó. “No tiene sentido”. “Ojalá todos los políticos estuvieran a la altura de la directora del CNI y especialmente todos los que están por encima de ella”.

Por su parte, el portavoz de Cs, Edmundo Bal pidió a la directora general del CNI que “se mantenga firme” ante las peticiones de dimisión que llegan desde Podemos y de los partidos independentistas. “Nos hemos reafirmado sobre nuestra confianza de la legalidad y corrección de las actuaciones” del Centro de Inteligencia.

Desclasificar los documentos

Tanto Unidas Podemos como JuntsxCat han solicitado que la información que han recibido en la comisión de secretos oficiales se haga pública para así evitar más “filtraciones” o desinformaciones.

El portavoz de los morados, Pablo Echenique indicó que el CNI no puede informar de nada de lo que no conoce por lo que “en ese aspecto estamos más intranquilos”. Y, ante la propuesta de “desclasificar” dichos informes dijo que había ya hablado con algunos grupos y había puesto un mensaje al ministro de Presidencia, Félix Bolaños.