Feijóo carga contra la “caricatura de presidente de Gobierno” que cede al “chantaje” independentista

El líder del PP garantiza que su partido seguirá ejerciendo una “política de Estado” después de que Sánchez haya puesto en duda la seguridad y la labor del CNI

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha comparecido ante los medios de comunicación desde Santiago de Compostela -donde se ha celebrado la sesión de investidura de Alfonso Rueda como relevo a la presidencia de la Xunta de Galicia- después del cese de la directora del CNI, Paz Esteban, hecho que ha justificado hoy el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante la sesión de control por “la brecha de seguridad” en los móviles del Ejecutivo una situación que ha subrayado Feijóo causa “vergüenza” entre los ciudadanos.

El presidente del PP tildó de “injustificable” la destitución de la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, y aseguró que ese paso constituía una “auténtica afrenta” a España ya que “ofrece” su cabeza a los independentistas y “debilita” al Estado “para buscar su supervivencia”.

Dijo que el Gobierno ha vuelto a poner un perfecto ejemplo de cómo funcionan. Explicó cómo empezaron negando la crisis -en el caso Pegasus-, luego sus socios le acorralaron, se abrió un cisma entre ministros de Podemos y del Gobierno y, tras ello, revelaron el espionaje, “poniendo en duda nuestra seguridad y la labor del CNI”. Feijóo también ha criticado el enfrentamiento de los miembros del gobierno a una crisis “que él mismo ha generado” saltándose el consenso institucional. Por ello ha afeado que se saltara también el consenso parlamentario para incluir a sus socios en la comisión de secretos oficiales y luego aireara las culpas entre ministros. El líder de los populares dice que la directora del CNI ha sido el “chivo expiatorio” que ha supuesto un “paso más” en una deriva que “parece no tener retorno” y que se ha llevado a cabo para contentar a sus socios.

Feijóo apuntó que una vez más “Sánchez ha tenido que elegir entre la supervivencia del Gobierno y el Estado”, eligiendo así la vía que le mantiene en La Moncloa. Feijóo ha afeado al Gobierno que no haya querido pactar con el PP, algo que “pudo elegir”, pero “nunca ha tenido interés” de hacer, mientras Sánchez “se ha rendido a las exigencias de unos socios insaciables que piden la destitución de la ministra de Defensa, Margarita Robles”.

Arremetió contra las explicaciones que se han dado desde el Ejecutivo sobre el cese de Paz Esteban: “Veo un gobierno chantajeado y pillado por sus contradicciones. Es una caricatura de presidente de Gobierno”. Indicó que pasar a decir que no hay motivo de cese a pasar a decir que no es una “destitución” si no una “sustitución” simboliza “que al Gobierno no le interesa nada que quede fuera de los bulos del Gobierno”. Por ello, Feijóo subrayó que España no merece a un presidente que se esconda en cortinas de humo para tapar la debilidad de su presidente”. “Si el Gobierno no sirve al Estado la oposición sí lo hará”.

Y es que, según enumeró Feijóo, se sigue sin conocer quién fue investigado y por qué, quién ordenó esas escuchas, si el presidente no estaba al tanto de lo que el CNI hizo siguiendo instrucciones del Gobierno, por qué habla de espionaje interno y externo, qué información se espió del Gobierno, del móvil del presidente Sánchez y si esa compromete, por tanto, la actuación del presidente, su independencia y la seguridad del Estado. “Al Gobierno no le importa su imagen, pero está acabando con la imagen internacional. Asistimos a una autoinmolación del Gobierno que arrastra a España”, algo que el líder del PP dijo que no puede ser así.

Feijóo se dirigió a los españoles a quienes dijo que, frente a lo ocurrido, pueden contar con el PP, un “partido que seguirá ejerciendo una política seria y responsable, una política de Estado”. Subrayó que el PP sigue comprometido con la seguridad nacional con “arreglo a la constitución y las leyes” y el pasado lunes brindó su apoyo al Gobierno “pero una vez más lo ignoró”. Se mostró convencido de que el cambio esperado en los españoles no es en la dirección del CNI por lo que aseguró que seguirá mostrando “una alternativa al gobierno de España”.