Edmundo Bal a Sánchez: “¿También pidió mi cabeza? Sé cómo se comporta con los servidores públicos”

El portavoz de Cs recuerda a Sánchez que, lo que han hecho con la directora del CNI, también lo hicieron con él

El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal durante la sesión de control al Gobierno
El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal durante la sesión de control al Gobierno FOTO: Juan Carlos Hidalgo EFE

La destitución de la directora del CNI, Paz Esteban, por el escándalo Pegasus fue también muy criticada por el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, no solo por cortar la cabeza de una profesional del Centro de Inteligencia sino, además, porque recuerda al “modus operandi” que también llevaron a cabo con él cuando ejercía como Abogado del Estado-

Bal, quien denunció las filtraciones que se habían hecho sobre la compareciera de la directora general del CNI cuando esta dio explicaciones ante el Congreso -denuncia que ha llevado contra el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ante la Fiscalía por “revelación de secretos”-, preguntó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez “hasta cuánto está dispuesto a llegar para mantener sus alianzas parlamentarias”. Sánchez despejó la respuesta hablando de la “voluntad” de su Ejecutivo de “garantizar la estabilidad” hasta que termine la legislatura “que es lo que necesitan los españoles”.

La respuesta no le valió a Bal quien le reprochó que, menos de 24 horas después de haber servido “la cabeceza de la directora del CNI en bandeja de plata a los independentistas” llegó al Congreso “como si no pasara nada”. Pero “si pasa”.

Bal, quien fuera jefe del Departamento de Penal de los servicios jurídicos del Estado, y quien se negó a firmar el escrito de acusación contra los procesados en la causa separatista del Tribunal Supremo por no incluir la calificación de rebelión, fue destituido de su cargo por su superior, la abogada general del Estado, Consuelo Castro. Esto se lo recordó a Sánchez por lo que le advirtió de que los condenados por delitos son aquellos que fijan la carrera administrativa de los servidores públicos que buscan la aplicación de la ley. ¿Por qué lo ha hecho? Por mantenerse en el poder y en La Moncloa es usted capaz de manchar el buen nombre de los servidores públicos, apoyado en calumnias con la que hacen ver que la directora del CNI se portó con negligencia e incluso, sugiere que fuera de la legalidad”.

Bal tildó de “inmoralidad e indignidad” lo ocurrido y preguntó al presidente del Gobierno si es capaz de ponerse en el lugar de un servidor público que lleva 40 años trabajando para España y cuyo Gobierno le deja en la estacada. ¿Se imagina usted los sacrificios que tuvo que hacer para que usted arrastre por el lodo su buen nombre? Sé como se comporta este Gobierno con los servidores públicos que anteponemos el sentido de Estado a la sumisa obediencia” -recordando así los casos del coronel Manuel Sánchez Corbí o Diego Pérez de los Cobos-. “Usted no cree en España, solo cree en usted mismo. ¿También pidió mi cabeza? Estoy aquí diciéndole todo esto, -en la bancada de Cs-

Sánchez reconoció la “brillante oratoria” de Bal y buscó contrarrestar sus reproches: “Debe ser frustrante ser tan bueno y tan poco reconocido cuando se presentó a las elecciones. Los mortales es lo que tenemos, cometemos errores, algunos aciertos”. Dijo que cuando llegó al Gobierno tras la moción de censura se enfrentó a la posibilidad de desclasificar los documentos de investigaciones parapoliciales y “las desclasificamos”. El presidente del Gobierno volvió a justificar el cese de Esteban y dijo que ante un cese de la seguridad, lo que ha hecho ha sido tomar medidas y poner en manos de la justicia lo ocurrido. “Me dice que tengo que encubrir un delito? Este no es el gobierno que hace eso, fue el gobierno anterior”.