Kiko Matamoros reaparece tras su operación de vesícula

"Gracias a todos los que os habéis interesado por mi salud. Todo ha ido perfectamente", ha anunciado el colaborador

El pasado lunes, Kiko Matamoros llegaba a la clínica San José a primera hora de la mañana para someterse a una operación de vesícula. Días antes, el colaborador televisivo había acaparado toda la atención mediática por unos retoques estéticos que le realizó su nuera, la doctora Carla Barber, a los que el rostro de Kiko no reaccionó demasiado bien dejándole una expresión más propia de un habitante del museo de cera que del plató de Sálvame.

Tras la primera noche en planta, Kiko Matamoros ha querido mandar un mensaje tranquilizador a sus seguidores, en el que aclara que la extirpación ha ido como esperaban y agradece las muestras de cariño de sus fans: “Gracias a todos los que os habéis interesado por mi salud. Todo ha ido perfectamente. Ah! Lo de las infiltraciones de ácido hialurónico va también muy bien. Por su camino todo”.

Una buena noticia que a juzgar por la buena evolución que ha tenido tras la intervención, según confesaba su pareja Marta López, hace presagiar que será mañana cuando el colaborador reciba el alta hospitalaria, pero es algo que aun tienen decidir los médicos.