Gente

Pablo Urdangarin tiene un club de fans tras la separación de sus padres

Pablo Urdangarin
Pablo Urdangarin FOTO: Lorena Sopêna Europa Press

Mucho se habló en su día sobre las fotografías de Iñaki Urdangarin en las que se le veía caminando por la playa junto a una misteriosa acompañante, cuya identidad se reveló más tarde. Se trataba de Ainhoa Armentia, su compañera de trabajo, y la polémica desencadenó tanto revuelo que días más tarde se anunció “la interrupción” de la relación matrimonial entre la infanta Cristina y el exdeportista. Aunque fueron ellos los que acapararon la atención mediática, su hijo Pablo también cobró un protagonismo relevante por la predisposición que mostraba a responder a las preguntas de la prensa con una sonrisa siempre por delante.

Pablo Urdangarin enamoró a España y todo el mundo puso en valor la buena educación que mostró día sí, día también, ante los reporteros que le interpelaban con incómodas preguntas sobre su familia. El primo de la princesa Leonor y la infanta Sofía se ha ganado el cariño de la opinión pública incluso allende nuestras fronteras, tanto es así que incluso cuenta con un recién fundado club de fans internacional.

Se trata de una cuenta de Instagram que se remonta a octubre de 2021, en la que una joven mexicana, la presidenta de este club de fans, se dedica a compartir imágenes y demás contenido relativo a la carrera de Pablo Urdangarin en el equipo de balonmano del Barça. De momento, el perfil cuenta con 66 publicaciones y más de 1700 seguidores, una cifra que continúa creciendo a cada día que pasa.

Este club de fans no hace más que demostrar la buena acogida que Pablo Urdangarin ha tenido entre la opinión pública, precisamente en un momento complicado para Casa Real en el que su reputación se ha visto algo mermada a consecuencia de los escándalos relacionados con el Rey Juan Carlos I. Ahora, el hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin se ha convertido en un potente valor para la Corona, aunque, de momento, se mantiene todo lo discreto que su condición le permite.

De hecho, el joven mantiene cerradas al gran público sus cuentas en las diferentes redes sociales, igual que su primo Felipe Juan Froilán y a diferencia de Victoria Federica, que decidió abrirlas hace ya tiempo y va camino de convertirse en toda una influencer.