Gente

Ernesto de Hannover y su hijo se enfrentan hoy en los tribunales

Son tres las fincas que el príncipe alemán quiere recuperar, las tres entregadas a su hijo en forma de herencia anticipada, ya que forman parte del patrimonio de la Casa Güelfa.

Ernesto de Hannover, en Lima.
Ernesto de Hannover, en Lima. FOTO: G3online GTRES

Por fin ha llegado el día en el que el príncipe Ernesto de Hannover se enfrenta a su hijo para resolver parte desus problemas en los tribunales. El proceso judicial entre ambos comenzó a finales de 2020, cuando el exmarido de Carolina de Mónaco decidió interponer una demanda contra su primogénito en el Tribunal Regional de Hannover, aunque no se supo hasta que la demanda se hizo pública en febrero de 2021. La primera vista se fijó para el 25 de noviembre de ese año, pero finalmente no se celebró.

Poco antes de la fecha marcada, la acusación solicitaba una nueva audiencia ya que el abogado de Ernesto de Hannover decidía retirarse del caso en el último momento, por lo que la nueva defensa solicitaba un aplazamiento para ponerse al día en el caso. La nueva fecha marcada era el 24 de marzo y se establecía como novedad que ni el príncipe ni su heredero estaban obligados ya que el juez no veía necesario un “interrogatorio” personal.

La demanda está valorada en cinco millones de euros y está respaldada en la revocación de una donación, que es lo que solicita el príncipe, tal y como aparece en la documentación del Tribunal Regional de Hannover. Principalmente, son tres las fincas que Ernesto quiere recuperar, y que él mismo entregó a su hijo en forma de herencia anticipada, ya que forman parte del patrimonio de la Casa Güelfa. El motivo por el que el exmarido de Carolina de Mónaco quiere reclamar estos bienes es porque su hijo “se ha portado groseramente desagradecido”. “Ha violado gravemente los derechos, los bienes legales y los intereses del demandante” y “operó para que se despidiera al demandante como jefe de la fundación familiar” y trató a espaldas del padre de poner los bienes de la Casa de Hannover bajo su control. Entre otras cosas, le acusa de apropiarse ilegalmente de obras de arte y antigüedades pertenecientes a la familia.