Gente

Amelia Bono es nuestra Gwyneth Paltrow

La filosofía de la actriz es la responsable de que la hija del exministro Bono protagonice una de las separaciones más felices del verano. descubre su secreto

Amelia Bono en Marbella
Amelia Bono en MarbellaInstagram

Cuando a comienzos de julio Amelia Bono comunicó a sus seguidores su divorcio de Manuel Martos, tras casi 15 años de relación, la hija de José Bono dejó claro que la intención de la pareja era mantener una relación cordial en aras de la felicidad de sus cuatro hijos en común, Jorge, Manuel, Gonzalo y Jaime. «Nuestro amor y nuestro cariño seguirá siendo igual de importante, igual de bonito, igual de grande, pero diferente. Seguiremos viviendo nuestra felicidad con nuestros hijos y familias de la misma manera que hasta ahora», explicaba. Lo que entonces no sabíamos, aunque quizás el que no hubiera usado el término «divorcio» nos tenía que haber dado una pista, es que Amelia Bono y Manuel Martos iban a poner en práctica la misma fórmula de separación que pusieron de moda Chris Martin y Gwyneth Paltrow: el «Conscious Uncoupling» o Desconexión Consciente. Se trata de una separación sentimental que, siguiendo los mantras de los doctores Habib Sadeghi y Shery Sami, hace que las parejas aporten «entereza al espíritu y se reconozcan el uno al otro como maestros». Llegados a este punto, hacemos un breve paréntesis para ofrecer una necesaria y sencilla traducción para los anti new-age. La ecuación con sello Gwyneth Paltrow que ahora ha hecho suya Amelia Bono consiste en una separación amistosa en la que no se coincide con la expareja únicamente para recoger a los niños, sino en todo tipo de celebraciones familiares.

Amelia Bono y Manuel Martos
Amelia Bono y Manuel Martos FOTO: Instagram

Gwyneth Paltrow ha llevado su Desconexión Consciente hasta tal punto que celebró su luna de miel junto a su marido, Brad Falchuk, sus hijos y (cojamos aire) Chris Martin. Esta familia moderna disfrutó de unos días «familiares y repletos de conversaciones», tal y como ha explicado la propia actriz, en Las Maldivas. Por su parte, Amelia y Manuel, han viajado juntos a la Costa del Sol con sus hijos, donde ambos han disfrutado de divertidas comidas entre amigos y de unos días de verano y vacaciones juntos, pero no revueltos, en los que no han faltado cariñosos testimonios audiovisuales en las redes que dejan clara la estupenda relación entre Amelia y su cuñado. Incluso Manuel ha celebrado el 40 cumpleaños de su ex junto a ella en la capital madrileña, y la feliz expareja ha recorrido diversos lugares del sur de España junto a la familia disfrutando, eso sí, de quedadas por separado con amigos.

Tras anunciar su famosa «Desconexión», Chris Martín y Gwyneth Paltrow se fueron juntos de vacaciones a las Bahamas, y es que como la propia Amelia ha confesado en sus redes, donde posaba en la playa de Guadalmina, «al lado del mar todo es mejor». De esta forma, Manuel Martos y la hija del ex ministro Bono, ponen en práctica otra de las máximas de la separación de Paltrow-Martin: poner tierra de por medio y acercarse al mar. «Hemos sido, somos y seguiremos siendo una familia feliz. Siempre», declaraba Amelia en una publicación, y ha cumplido su promesa, pues ambos siguen viviendo en la misma casa.

Más «likes» y menos cuchillos

Tras una oleada de divorcios mal parados, emerge la tendencia de la Desconexión Consciente, esa por la que también abogan Kim Kardashian y Kanye West. Su relación tras anunciarse su separación es tan cordial que incluso coordinan sus «looks». El que la más famosa del clan Kardashian siga empleando las deportivas diseñadas por su exmarido en sus campañas de moda deja claro que entre ambos no solo hay una relación amistosa, sino contractual, pues cuando hablamos de parejas «made in Hollywood», los negocios existentes entre ambas partes son tan suculentos económicamente que la armonía en las separaciones viene avalada por un buen cheque.

Kim Kardashian and Kanye West attend the Vanity Fair Oscar party in Beverly Hills during the 92nd Academy Awards, in Los Angeles, California, U.S., February 9, 2020. REUTERS/Danny Moloshok
Kim Kardashian and Kanye West attend the Vanity Fair Oscar party in Beverly Hills during the 92nd Academy Awards, in Los Angeles, California, U.S., February 9, 2020. REUTERS/Danny Moloshok FOTO: Danny Moloshok REUTERS

Como señala la doctrina de la Desconexión Consciente, por más que pueda parecer irónico, en ocasiones una separación puede hacer que los miembros de la pareja se encuentren más unidos que nunca, y es el caso de las parejas que hoy nos ocupan. El que todas tengan claro que su objetivo primordial es la felicidad de sus hijos y la construcción de una infancia carente de conflictos y peleas traumáticas es la clave para que continúen celebrando momentos importantes en familia. Aún es pronto para saber si cuando todos rehagan sus vidas, disfrutarán de esos instantes familiares por separado, pero no cabe duda de que están demostrando que frente al tradicional divorcio triunfa la Desconexión Consciente, en lugar de llover los cuchillos, triunfan los «likes». Y eso por no hablar del alivio de sus amigos al no tener que elegir bando, porque todos están en el mismo equipo: el de desconectar para conectar de nuevo.