Gente

El drama de Arguiñano: “Mi mujer no sale de casa por la pena”

El cocinero desvela el duro golpe que para su mujer, Luisi Ameztoy, ha supuesto la pandemia

El cocinero Karlos Arguiñano, posa en su restaurante de Zarautz (Gipuzkoa. EFE
El cocinero Karlos Arguiñano, posa en su restaurante de Zarautz (Gipuzkoa. EFE FOTO: Juan Herrero EFE

Malos momentos familiares para Karlos Arguiñano. El cocinero ha confesado el efecto que ha producido la pandemia de la Covid-19 en su mujer Luisi Ameztoy. La esposa de Arguiñano tiene temor a contraer coronavirus, motivo por el que apenas sale de casa.

Tiene verdadero pánico a contagiarse y está extremando las precauciones como si a día de hoy todavía hubiera estado de alarma. Tanto para Arguiñano como para Luisi está siendo muy complicado volver a la normalidad. “Se nos está haciendo muy largo, esta historia está siendo dura de verdad. Luisi, mi mujer, no sale de casa por la pena. Me dice ‘‘tú sales mucho’'».

Pero además, el matrimonio hace casi un año que no han vuelto a ver a sus nietos, a pesar de que todos residen en la misma ciudad. «Mi mujer ha sido capitana toda la vida», dice el chef sobre Luisi. Tal ha sido el giro que ha dado su vida con la crisis sanitaria, que Karlos Arguiñano ha alzado la voz en la revista Semana para lanzar una reflexión. Considera que se debe aprovechar al máximo cada instante y no dejarse nada en el tintero, por lo que quiere hacer pensar al resto. «Ahora que voy para los 73 años, ya os aviso, y más concretamente en este momento, aprovechad cada minuto de vuestra vida. No dejéis nada para mañana».

Aunque la incidencia de la Covid-19 ha bajado notablemente, la vuelta a la rutina en la familia del cocinero está siendo complicada. Karlos Arguiñano procura que su entorno tenga una visión optimista, la misma que posee él, aunque no siempre lo consigue. Él y Luisi están muy unidos a su familia y están convencidos que es cuestión de tiempo que la situación mejore y el riesgo desaparezca en algún momento.