Gente

Manolo Santana, una vida marcada por el tenis y Mila Ximénez

El deportista ha fallecido a los 83 años

La periodista Mila Ximenez y Manolo Santana
La periodista Mila Ximenez y Manolo Santana FOTO: Europa Press Europa Press

El mundo del tenis está hoy de luto tras haber perdido a una de sus figuras más relevantes en la escena patria e internacional. Manolo Santana ha fallecido a los 83 años a consecuencia de un fallo cardíaco, después de permanecer sedado varios días, y deja atrás un exitoso legado marcado por cientos de victorias, destacando cuatro Grand Slam, dos Roland Garros, un Wimbledon y un Open de Estados Unidos. Ninguna duda cabe de que el deportista consagró una fructuosa carrera profesional sobre las pistas, pero también se hizo un nombre entre la prensa de crónica social a raíz de su vida amorosa, destacando su matrimonio con la también fallecida Mila Ximénez.

Cuando la colaboradora de ‘Sálvame’ enfermó de cáncer de pulmón, la enfermedad que la llevó a perder la vida, señaló sin tapujos y en pleno directo que lo único que deseaba era que Manolo Santana muriera antes que ella, un anhelo que no se ha cumplido por seis meses de diferencia. Estas duras palabras son fruto de la mutua y profunda animadversión que ambos se profesaban, tras un matrimonio en el que ninguno de los dos fue feliz. El 9 de febrero de 1983 se dieron el ‘sí, quiero’ durante una ceremonia civil porque el tenista ya había estado casado con María Fernanda González-Dopeso, madre de sus tres primeros hijos: Manuel, Beatriz y Borja.

El matrimonio, “tormentoso”, tal y como la propia Mila Ximénez señaló en más de una ocasión, no duró más de tres años y decidieron tomar caminos separados en 1986, cuando estaban planeando su segunda boda, en aquella ocasión ante los ojos de Dios. Por supuesto y como bien se conoce, no se trató de un divorcio amistoso. La separación sumió a la sevillana en un infierno y la llevó a perder lo que más quería: su hija Alba, fruto de su relación con el tenista. Aquellos fueron años duros para la tertuliana, que poco a poco iba engendrando su odio hacia el padre de su hija. “Es un hombre malo, la peor persona que he conocido y con la que me he cruzado en mi vida”, repetía en ‘Sálvame’.

La periodista Mila Ximénez y el tenista Manolo Santana con su hija Alba
Santana
La periodista Mila Ximénez y el tenista Manolo Santana con su hija Alba Santana FOTO: Korpa ©KORPA

Tampoco Alba parece mostrar simpatía hacia su padre. Aunque su relación empezó siendo fluida, con el paso del tiempo se fue enfriando, especialmente a raíz del matrimonio de Manolo Santana con Claudia Rodríguez, su viuda, la mujer a la que muchos señalan como responsable no solo del distanciamiento del tenista con su benjamina, sino también con el resto de sus hijos.

El deportista ha fallecido alejado de su familia, pero acompañado de su mujer y del resto de los seres queridos que todavía conservaba. Se desconoce cómo se ha tomado Alba la noticia, pero por muy fría que fuera la relación con su padre, a nadie sienta bien la heladora sensación de orfandad.