Gente

Ortega Cano, ingresado de urgencia en el hospital

Se encuentra en una clínica madrileña desde este jueves

El torero Ortega Cano tuvo que ser ingresado este jueves en un hospital madrileño a consecuencia de una obstrucción intestinal de la que ya está siendo tratado, según ha publicado la revista ‘Semana’. Por lo visto, el diestro empezó a sentir agudas molestias en su estómago y fue su propia hija, Gloria Camila, quien lo trasladó hasta la clínica para que recibiera atención médica. La joven vive muy cerca de la casa familiar, así que no tardó en aparecer por allí en cuanto supo que su padre no se encontraba del todo bien.

Al parecer, el equipo médico está sometiendo a diferentes pruebas a Ortega Cano para localizar el foco del problema, y aunque ha sido el propio torero quien ha dado la voz de alarma a sus familiares y seres queridos, los dolores no han cesado y sigue notando fuertes molestias en el estómago.

De momento, no se conocen muchos más detalles acerca del estado en que se encuentra el torero, pero la preocupación crece entre sus seres queridos y buena parte de la opinión pública. Lo cierto es que, a sus 68 años, Ortega Cano no ha pasado por su mejor año en lo que a salud se refiere, y este nuevo bache no hace más que complicar la ya delicada situación.

Ortega Cano
Ortega Cano FOTO: UAT GTRES

Fue el pasado verano cuando Ortega Cano tuvo que pasar por quirófano para someterse a un cateterismo de corazón en el Hospital HM Montepríncipe, una intervención que, por fortuna, fue todo un éxito. “Estoy fuerte. Hago mucho ejercicio, corriendo en la playa”, señaló el mismo poco después de la operación.

Sus problemas de corazón comenzaron en el año 2011, cuando sufrió una arritmia que le obligó a cancelar sus compromisos en las plazas de toros. Dos años después, se le practicó un cateterismo cardiaco y una coronariografía para comprobar en qué estado se encontraba su órgano, y en 2017 se sometió a su primera intervención quirúrgica en el corazón, implantándose un endoprótesis vascular (una malla) en una de sus arterias.

Ante este nuevo episodio, su mujer Ana María Aldón y su hija Gloria Camila no se separan de él, estando a su lado en todo momento hasta que por fin se recupere y abandone el hospital.