Gente

El demoledor informe sobre de la tía de Arancha Palomino, la mujer de Luis Lorenzo: “Abandonada y desasistida”

El inspector quedó alarmado ante la evidente falta de cuidados de la mujer

Luis Lorenzo sale del juzgado
Luis Lorenzo sale del juzgado FOTO: José Ramón Hernando Europa Press

Continúa la investigación acerca de la muerte de María Isabel Suárez, la tía de Arancha Palomino, pareja del actor Luis Lorenzo. Las hipótesis iniciales apuntan a que la mujer habría sido asesinada tras ser envenenada con cadmio, y son su sobrina y el artista los principales sospechosos. De hecho, fueron detenidos por la policía, aunque horas más tarde se les puso en libertad provisional con medidas cautelares, como la retirada del pasaporte y la obligación de presentarse en el juzgado una vez por semana.

Para defenderse de tan graves acusaciones, Luis Lorenzo y su pareja aportaron a las autoridades el contrato que convinieron con FELIZVITA, la empresa que se ocupada de cuida a la octogenaria, con la intención de demostrar que se preocupaban por ella y que estaba bien atendida. Sin embargo, los informes presentados por la sociedad reflejan una realidad muy distinta y dan a entender que la supuesta víctima no recibía los cuidados necesarios. “Isabel estaba completamente desasistida, sin medicación, en un absoluto estado de abandono, falta de medicamentos y sin espesante”, indican los documentos a los que Nacho Abad, periodista de ‘El Confidencial’, ha tenido acceso.

Luis Lorenzo y Arancha Palomino llegan a un supermercado junto a su hijo
Luis Lorenzo y Arancha Palomino llegan a un supermercado junto a su hijo FOTO: José Ramón Hernando Europa Press

El inspector que se presentó por sorpresa en el domicilio donde se cuidaba a María Isabel Suárez quedó espantado por la indiferencia que su sobrina, Arancha Palomino, mostraba hacia su delicado estado de salud y sus necesidades. Al parecer, se negaba a proporcionar a la cuidadora materiales indispensables para el correcto desarrollo de sus funciones, tales como gasas, pañales o esponjas. “Esta mujer, la sobrina, era capaz de largarse de su domicilio todos los fines de semana enteros y allí dejaba a la enferma con la cuidadora”, se puede leer en el informe.

Pero no sería este documento lo único que podría probar la indiferencia que Arancha Palomino y Luis Lorenzo mostraban hacia la octogenaria. Según uno de los testimonios que se ha hecho público, la esposa del actor se negó a trasladar a su tía a un hospital cuando un médico de un centro de salud la puso en alerta de que la mujer estaba sufriendo un ictus. “Arancha dice que ella no la va a acompañar, que tenía que hacer los deberes con sus hijos y que se quedaba la cuidadora. Aunque el médico que la atendió se sorprendió por tamaña indiferencia, no hubo forma de que Arancha acudiera al hospital y se fue a casa”, explica Nacho Abad desde ‘El Confidencial’.