Gente

Olga Moreno afronta su primer verano separada: “Soy feliz y vivo la vida con optimismo”

No es fácil partir de cero después de veinte años junto a la misma persona, pero la que fuera mujer de Antonio David Flores ha sabido sobreponerse a la ruptura e iniciar una nueva vida

Olga Moreno en una imagen reciente
Olga Moreno en una imagen reciente FOTO: Mediaset

No es fácil partir de cero después de veinte años junto a la misma persona, pero Olga Moreno ha sabido sobreponerse a la ruptura con Antonio David Flores e iniciar una nueva vida, apoyada por su familia y sus amigos. Este es el primer verano tras su separación, ya ni se inmuta cuando ve al padre de su hija Lola prodigarse en caricias con su novia, la reportera Marta Riesco. Antes sufría en silencio al sentirse engañada por la infidelidad manifiesta del exguardia civil. Ahora, más tranquila y centrada en los suyos y en su trabajo, confiesa en la revista “Pronto” que “soy feliz. Todo está bien, vivo el día a día con optimismo, y no pienso en el futuro, es que no se ni lo que voy a hacer mañana”.

Una fuente muy cercana a Olga desvela que “lo pasó muy mal al principio, cuando Antonio le dijo que quería separarse, porque no se lo esperaba. Aún así, luchó hasta el,final para intentar salvar su matrimonio, pero la aparición en escena de. Marta Riesco fue un palo definitivo. Afortunadamente, es una mujer muy fuerte y ha salido adelante con mucha entereza. Su mayor preocupación es el estado de salud de su madre, por lo demás, vive volcada en el cuidado de su hija y de David, el hijo de Antonio, que vive con ella. Y en su trabajo en la tienda de ropa”.

Olga, en la corta conversación telefónica que mantiene conmigo, muestra una actitud muy positiva: “todo sigue igual que en los últimos meses, no ha cambiado nada, hago una vida normal y muy tranquila.”

Hace poco la vimos disfrutando de un día de playa. Su figura en bañador demuestra que es una mujer que se cuida mucho, su silueta es la mejor prueba.

También la encontramos paseando con David Flores, al que considera como un hijo. Al fin y al cabo, ella es quien le ha cuidado desde que el veinteañero decidió dejar la casa materna para vivir con Olga y su padre.

La fuente anterior así lo ratifica: “David no quiere distanciarse de Olga. Cuando Antonio se separó de ella, el chaval dejó muy claro que quería quedarse en la casa de la ex mujer de su padre. Son uña y carne, no tienen secretos el uno para el otro. Se entienden a la perfección. Y David se siente super protegido… No le imaginamos viviendo con Antonio y su novia Marta.”

Y es que se llevó un gran disgusto al saber que su progenitor abandonaba a Olga para irse con otra mujer, al darse cuenta de que la familia se desmembraba casi de un día para otro.

Quiere a su padre, si, pero siente devoción por Olga. La relación de esta última con Rocío, la otra hija de Antonio David, es inmejorable. Han tenido alguna fricción, pero forma parte del pasado. Hoy, Olga, Rocío y Gloria Camila Ortega Cano forman un triunvirato perfecto. En la hija y la hermana de Rocío Carrasco encuentra Moreno a sus mayores amigas y confidentes. Y en Sevilla, su lugar de nacimiento, conserva a su pandilla de siempre. Por eso suele viajar a la capital andaluza con frecuencia. Además, allí residen su madre y el resto de su familia.

En el baúl de los recuerdos queda una frase de Olga que demostraba su inmenso pesar: “me rompí cuando mi marido pronunció la palabra separación”. Ahora muchos opinan que ha salido ganando con la ruptura.