Gente

Salud

Jorge Javier desvela su nuevo problema de salud: “Tendré que dormir con maquinita”

El presentador no atraviesa por su mejor momento, en cuanto a salud se refiere

Jorge Javier Vázquez en una imagen reciente
Jorge Javier Vázquez en una imagen recienteGtresfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@595c8ac0

Jorge Javier Vázquez no atraviesa por su mejor momento, en cuanto a salud se refiere. Y es que tras el mal de altura que sufrió en Perú, después de sus vacaciones en África confesó que padece “un virus” que lo mantiene bajo observación médica, a la espera de conocer un diagnóstico claro. Pero la cosa no acaba aquí, ahora el presentadora desvela en su blog de la revista Lecturas su nuevo problema de salud: apnea severa.

“Desde África llevo embarazado de nueve meses. Desconozco la razón pero prometo que estoy poniendo todo de mi parte para recuperar esa figura mía que tantos suspiros de admiración levanta. Por ahora me han diagnosticado apnea severa, por lo que tendré que dormir con maquinita. Lo celebro”, escribe Jorge Javier.

Dormir mal te hincha, eso lo sabe hasta este Papa que desquicia a los fachas y enamora a las personas de tan buena voluntad como yo. Y otra cosa es que no puede ser que siga roncando como lo hago. Me contó P. que en el vuelo Bruselas-Kigali una señora se giró para detectar quién emitía esos sonidos tan escandalosos. Era yo. He llegado a roncar viendo a la inmensa Rosa Maria Sardà. Quien sufra de apneas sabe a lo que me refiero. Te entra tal tontuna en los momentos más inadecuados que parece que te hayas enchufado una racioncita de Propofol, ese sedante que se llevó por delante a Michael Jackson”, continúa en dicho blog.

Jorge Javier Vázquez, tras sufrir el mal de altura en su viaje a Perú
Jorge Javier Vázquez, tras sufrir el mal de altura en su viaje a Perú@jorgejaviervazquezInstagram

Pero, ¿qué es la apnea severa?

Se trata de un trastorno del sueño potencialmente grave en el que la respiración se detiene debido al cierre de la vía respiratoria superior, que abarca las fosas nasales, la boca, la faringe y la laringe. Unas pausas en las que el aire no llega a los pulmones. Cuando la persona vuelve a respirar, es habitual que ronque o emita sonidos fuertes. Este trastorno es más habitual de lo que se cree y en algunos casos llega incluso a ser crónico, y si no se trata puede provocar hipertensión, enfermedades cardiovasculares, depresión o ansiedad e influir en el rendimiento diario.