Tamara Falcó, la heredera “goldfinger”

Su imagen es garantía de éxito, por eso las marcas se la rifan. Ahora participará en ‘Masterchef Celebrity’, aunque no sabe cocinar.

  • Tamara Falcó también ha heredado la elegancia y belleza de su madre, Isabel Preysler
    Tamara Falcó también ha heredado la elegancia y belleza de su madre, Isabel Preysler

Tiempo de lectura 4 min.

05 de mayo de 2019. 04:40h

Comentada
Paloma Barrientos.  4/5/2019

«Tamara es la más naif de mis hijos. Es divertida, cariñosa y no tiene doblez». Así presenta el marques de Griñón a la que será sin lugar a dudas uno de los personajes principales de la nueva edición de Masterchef. Su hermana mayor Xandra Falcó coincide con su padre a la hora de explicar la personalidad de la heredera de la reina de corazones, «es tal cual, espontánea, alegre y con un sentido del humor muy especial. Es la más visible de toda la familia y creo que a la prensa le cae muy bien». La madre Preysler, más en su línea de no decir nada y decirlo todo cuando se le pregunta por alguna declaración que ha hecho la cuarta de sus hijos, las define como «son las cosas de Tamara». Esta frase resume parte de la personalidad de Tamy como la llaman sus amigos, que no suele tener filtro salvo cuando hay un tema profesional por medio y le han pedido que no hable. Como sucede ahora con su participación en el concurso de cocina.

Uno de los rasgos más característicos de su carácter es su espontaneidad y por ella misma sabemos que su fuerte no es cocinar. «En casa tenemos a Ramona que es una maravilla y que hace unos pasteles y bizcochos buenísimos. Como mami viaja mucho con Mario yo soy la única que come en casa. Y, claro, Ramona no va a cocinar para que yo le deje en el plato», contaba para explicar lo difícil que le resultaba hacer régimen. Sus dos experiencias de vida independiente fuera del nido familiar, donde sus menús eran muy básicos, justifican su poca colaboración gastronómica en el hogar de Puerta de Hierro. Ella misma explicaba en una de las presentaciones de los electrodomésticos de los que es imagen su no participación en las tareas domésticas con la siguiente frase: «¿Y entonces se quedan sin trabajo la doncella y la cocinera? ¿No?».

Entre fogones, Tamara tendrá que empezar de cero salvo que Ramona le dé unas cuantas clases para que aprenda a pochar, filtrar, reducir o escaldar. Le sucedió lo mismo a Mario Vaquerizo que a lo más que llegaba era a saber poner la mesa. Tamara nunca será una gran chef, pero seguro que regalará grandes momentos. En las clases obligatorias a las que tendrá que asistir aprenderá a limpiar pescado, hacer pasta fresca, despiezar un pollo y participar en clases de cocina de vanguardia. El caché de cada participante es distinto y depende de lo que cada uno negocie, pero suele oscilar entre los 1.000 y los 10.000 o más por semana, según el interés que despierte el personaje. El de Tamara será de los mas altos.

Es una apuesta segura para las marcas que la contratan y su cotización ha subido como la espuma en los últimos años. Es la sucesora de su madre en todo aquello que tiene que ver con la imagen. Una especie de «goldfinger» que convierte en oro todo lo que toca. Incluso su propia marca de ropa de la que no ha hecho presentación oficial se cotiza al alza. Las prendas de diseños muy sencillos oscilan entre los 180 euros de un jersey de cachemire a los 430 de un vestido lencero de seda o los 875 de un abrigo de alpaca. La venta online funciona y es una de las muchas facetas comerciales de Tamy. El resto lo conforman sus apariciones en fiestas como presentadora, posados con remuneraciones variables si habla o no y contratos publicitarios donde las empresas tienen asegurada la publicidad gratuita en los medios. Acaba de grabar una serie de spots para una firma de productos de belleza que ella misma ha colgado en su Instagram. Este contrato millonario la convierte en una de las vip más influyentes que además mantiene una relación excelente con la prensa.

Tras contar en un viaje a Andorra, donde participaba como embajadora de Land Rover, que tenía novio, se convirtió en portada de las revistas del corazón. De ahí que las agencias de comunicación la tengan en los primeros puestos a la hora de ofertarle colaboraciones. El año pasado participó en presentaciones de Moet &Chandon, Rosa Clará, LG, Multiópticas, además de otras apariciones estelares en fiestas de revistas de alta gama. Las cifras que se barajaban oscilaban entre los 6.000 euros que cobraría en su día su hermana Ana y los 10. 000 en adelante, según algunos medios. Unas cifras que demuestran que es un valor en alza, un dedo de oro en toda regla.

Últimas noticias