Gente

Isa Pi y Rocío Flores; su increíble transformación física sin pasar por quirófano

Hablamos con los doctores Juan Miguel Pérez Díaz e Iván Pérez Barreto, artífices del espectacular cambio de las benjaminas de Ana Rosa Quintana.

Rocío Flores con vestido.
Rocío Flores con vestido. FOTO: @rotrece

Por las manos del doctor Juan Miguel Pérez Díaz han pasado las herederas de dos de las sagas más mediáticas de nuestro país: la hija adoptiva de Isabel Pantoja y Rocío Flores, nieta de Rocío Jurado. Él y su colega y socio, el doctor Pérez Barreto, tienen todos los secretos de este increíble ”antes y después”, una “armonización facial”, que desvelan en exclusiva para LA RAZÓN, sin ocultar ningún detalle sobre las innovadoras técnicas que han utilizado para potenciar la belleza de Ro Flores e Isa Pi.

“En este tipo de chicas estos tratamientos son muy llamativos. Son niñas que pasaban desapercibidas y ahora llaman mucho la atención-dice el artífice del nuevo look de las colaboradoras de Ana Rosa Quintana. Este tipo de técnicas, que no son permanentes, nos permiten ir redefiniendo en función de los cambios que provoca el paso del tiempo. Es como si les hiciera un traje a medida. Son técnicas que te permiten, en los pacientes jóvenes, ir jugando con las facciones progresivamente, adaptándote a los cambios de su fisionomía”.

Armados con jeringuillas rellenas de ácido hialurónico de diferentes densidades (como la línea Revolax y Gouri de los laboratorios Medyglobal o la línea Revofil y Harmony de Itpharma), estos magos de la estética remodelan, de forma sutil, los perfiles, con retoques minúsculos y no permanentes, que, no obstante, transforman la fisonomía de sus famosas y jóvenes clientas, armonizando sus rostros.

Isa Pantoja
Isa Pantoja FOTO: Instagram

La transformación de Isa Pi comenzó tras ser expulsada de Gran Hermano VIP

El caso de Isa Pantoja supuso un reto para Pérez Díaz pero hoy es una de sus mejores cartas de visita en Latinoamérica, donde la transformación de sus rasgos étnicos fue “un bombazo”. A estos médicos no hay fisonomía que se les resista y, en esa búsqueda del ideal de belleza, se han hecho famosos en todo el mundo. “Es el mismo efecto del “contouring”que haría un maquillador. Ellos utilizan luces y sombras en el rostro y nosotros, volúmenes internos y externos, utilizando ácido de diferentes densidades-explica el Dr. Pérez Barreto.

“A Isa lo primero que le hicimos, a petición de ella, fue el labio. Fue un cambio muy sutil. Después, le hicimos lo que llamamos un “medical brush”. Empezamos perfilando la nariz, una rinomodelación con ácido hialurónico que nos permite afinar, ensanchar, disimular defectos...Una cosa con la que ella no contaba, y que le hicimos, fue corregir la frente plana. Así, rellenamos debajo de las cejas para sacar la mirada y proyectar. Y por último, tratamos el mentón y la parte posterior de los pómulos, invirtiendo el triángulo de la cara-nos confiesa orgulloso del resultado obtenido.

Isa Pi, su increíble transformación sin pasar por quirófano. Foto cedida por Clínicas Pérez Díaz
Isa Pi, su increíble transformación sin pasar por quirófano. Foto cedida por Clínicas Pérez Díaz FOTO: custom

Isa Pi, modelo de belleza en Latinoamérica, tras eliminar sus rasgos indígenas.

El caso de Isa Pi llamó mucho la atención en Méjico-reconoce el doctor Pérez Díaz-. Nosotros allí tratamos mucho a gente de raza indígena y el cambio de la hija de Isabel Pantoja fue un bombazo. Todo el mundo hablaba de ello. Esas caras son muy redondas y planas porque les falta mentón y si tú tiendes a sacar esos relieves, y consigues adelgazar la cara, afilándola, el resultado es espectacular”.

Estas técnicas no invasivas ni permanentes implican un “mantenimiento anual”. “Hay que retocarse anualmente. Como el hialurónico tiene la capacidad de captar agua-asegura- se rehidrata con poca cantidad por lo que no tiene tanto coste. Hay zonas que dura mucho como el mentón y otras, que son muy movibles, como la comisura, que hay que rellenar anualmente. Dependiendo de las zonas y del tipo de ácido, durará más o menos”.

Rocío Flores comenzó su transformación antes de ir a Supervivientes

Esto es un traje a medida, aunque sea la misma técnica, lo que es bueno para una no lo es para la otra. Incluso, pasado el tiempo, lo que era bueno puede no serlo, bien porque has adelgazado, sufres cambios hormonales o has subido de peso... Y a veces, la gente busca cambios definitivos- interviene el Dr. Iván Pérez Barreto.- y a esta edad, un cambio definitivo puede ser peligroso”.

“En el caso de Rocío Flores-continúa Juan Miguel- nosotros la tratamos antes de que fuera a la isla, por tanto, antes de su gran pérdida de peso. Con ella lo que hicimos fue sacar hacia afuera la cara, para hacer su rostro más triangular, con volúmenes más compartimentados y así disimular una cara gordita. A mí, en este tipo de caras, no me gusta poner más volumen porque se convierten en un esperpento. Entonces, jugamos con su mentón, con los labios y la punta de la nariz. También pusimos unos puntos de bótox, de forma que recuperamos esa uve facial”.

Rocío Flores en una imagen reciente
Rocío Flores en una imagen reciente FOTO: Gtres

Tal y como dejó constancia en las redes sociales de la Clínica Pérez Díaz, Rocío Flores se sometió antes de ir a la isla a un tratamiento con láser azul para reducir el acné propio de la edad y un peeling para dar luminosidad a su rostro. Y, al igual que Olga Moreno, la mujer de su padre, la hija de Rocío Carrasco se hizo también un discreto microblading para retocar sus cejas.

Antes y después de Rocío Flores
Antes y después de Rocío Flores FOTO: Clínicas Pérez Díaz La Razón

Tras este primer tratamiento en la clínica que tiene en Madrid el Dr. Pérez Díaz, Rocío Flores se sometió a una bichectomía que “no se la hicimos nosotros pero, en su rostro, el resultado es muy agradecido porque ella tenía mucha acumulación de grasa en esa zona. Pero-advierte el doctor-esa bichectomía que ahora es perfecta, cuando todo cae con el paso del tiempo, te puede jugar una mala pasada. Esa falta de volumen y sostén ahí, te obliga a rellenar ahí con una cantidad de ácido hialurónico tremenda. Por eso, yo prefiero que, año tras año, me personalices el traje. Es mejor hacer el traje a medida para adaptarlo a tu edad, a tu configuración ósea, que también cambia con los años, a tu peso, a la piel y a las modas”-concluye el prestigioso doctor que tiene clínica en Madrid (C/ Ramón y Cajal, 5) y en Alicante.