El mundo en guerra contra un enemigo invisible

El Covid-19 es ya la peor crisis a la que se enfrenta la Humanidad desde la Segunda Guerra Mundial en la que cada minuto cuenta para salvar vidas

Thumbnail

El Covid-19 es ya la peor crisis a la que se enfrenta la Humanidad desde la Segunda Guerra Mundial. Los gobiernos occidentales endurecen sus medidas para contener esta pandemia global sin tener un marco de actuación claro y en una carrera contrarreloj en la que cada minuto cuenta para salvar vidas.

La Unión Europea levanta muros

A pesar de que la respuesta a la crisis por parte de la Unión Europea ha estado caracterizada por la tardanza y el sálvese quien pueda, en la última semana el club comunitario ha dado algunos pasos históricos. Por primera vez ha blindado sus fronteras exteriores con la prohibición de entrada a los nacionales de terceros países y también ha puesto en marcha un programa común de compra de reservas de 50 millones de euros, de los que el 90% se pagará con dinero europeo. De esta manera, se financiarán mascarillas, respiradores y vacunas y se repartirán al país europeo que más lo necesite. El ejecutivo comunitario ha prohibido que los países europeos exporten a terceros países este tipo de material y también ha convencido a París y Berlín de que levanten su veto a las exportaciones dentro del club comunitario.

En cuanto a Bélgica, el país tan sólo mantiene abiertos los locales de primera necesidad como farmacias, alimentación para humanos y mascotas y librerías que vendan prensa. Las autoridades belgas también han cerrado sus fronteras al prohibir todo viaje que no sea imprescindible. Al cierre de esta edición había más de 2.810 personas contagiadas y 67 muertos. Ya se han recuperado 263 personas.

Medidas

  • Cierre de fronteras. Por primera vez en la historia, salvo viajes justificados
  • Cierre de negocios. Solo abren los considerados esenciales
  • No usar transporte público. Es solo una recomendación salvo casos urgentes
  • Ejercicio al aire libre. Las autoridades lo alientan si se guarda la distancia

Italia: Una ineficaz lucha sin cuartel

Desde Roma, el corresponsal Ismael Monzón detalla la situación en Italia. Ha pasado justo un mes desde que se detectó en Italia el primer contagiado local de coronavirus y desde entonces la curva no para de crecer de forma descontrolada. Italia ya ha superado a China en número de fallecidos, por lo que ostenta el primer puesto mundial, con 4.825 muertos. Los contagiados actualmente son 42.681, de modo que también encabeza esta clasificación a nivel europeo. El principal problema está en la región de Lombardía, al norte del país, donde se concentran cerca de un 60% de los casos. Las plazas de las unidades de cuidados intensivos de sus hospitales están llenas, por lo que resulta imposible atender correctamente a los pacientes. Los centros reclaman más personal y material médico.

Mientras, el Gobierno confía en que el aislamiento decretado para todo el país ofrezca resultados. Pero cuando vamos camino de las dos semanas del confinamiento, la curva sigue subiendo y los expertos reconocen que no saben cuándo alcanzará el pico. Las últimas medidas pasan por movilizar al Ejército para controlar a la gente que sale a la calle y restringir aún más los desplazamientos. Regiones y ayuntamientos también han adoptado medidas, de forma autónoma, como cerrar parques o espacios públicos. El sábado por la noche, el Gobierno italiano decidió interrumpir hasta el 3 de abril todas las actividades productivas excepto las que son esenciales para los ciudadanos.

Medidas
  • Cierre de colegios. Fue la primera medida drástica tras el aumento de casos
  • Aislamiento total del país. Fue decidido el 9 de marzo por el Gobierno
  • Cierre de negocios y oficinas. El día 10 solo se dejó abrir a servicios esenciales
  • Extensión de la cuarentena. Se prolonga más allá del 3 de abril, fecha inicial

Portugal: Lecciones aprendidas

Desde Lisboa, la periodista Amaia Estévez informa de que Portugal ha decidido luchar contra el coronavirus sin gastar aún todas las balas. En el país rige el estado de emergencia desde la medianoche del jueves, un recurso de extraordinaria gravedad al que no se recurría desde hace 45 años, pero todo su poder ha sido limitado por el Gobierno para proteger al máximo la economía nacional.

«No se puede perder en esta crisis lo que se consiguió recuperar de la crisis anterior», ha dicho el primer ministro, el socialista António Costa, que ha dejado claro que la «máxima contención» del virus debe lograrse con la «mínima perturbación» económica.

Así, en Portugal el estado de emergencia ha servido para establecer tres niveles de restricción de movimientos, obligando al encierro en casa solo a contagiados y personas sospechosas de portar el virus. Los mayores de 70 años pueden salir para lo imprescindible, como hacer la compra, y al resto de la población se le aconseja el «recogimiento» en casa y teletrabajo a quien pueda. Las ciudades están por tanto más vacías, pero no desiertas. Los restaurantes y bares cierran su servicio en local, pero siguen funcionando para servicios a domicilio o recogida en el establecimiento. Los infectados ya superan los 1.200 y los fallecidos son 12, el Gobierno espera el pico para el 14 de abril.

Medidas

  • Cierre de fronteras. Se pactó con España y después con el resto de la UE
  • Estado de emergencia. Durará al menos 15 días, pero puede prorrogarse
  • Mayores de 70. Solo se recomienda no salir, al igual que al resto de la población
  • Confinamiento. Solo a los contagiados por el coronavirus o lo sospechen

Francia: La letalidad se recrudece

Desde París, el corresponsal Carlos Herranz narra la situación en el país vecino. Francia está en confinamiento desde el pasado martes y para cualquier salida a la calle el ciudadano debe descargar e imprimir un documento que justifique su motivo: ir al trabajo siempre que no sea posible hacerlo desde el domicilio, hacer compras básicas, ir al médico, la atención a una persona dependiente o bien realizar una actividad física sin alejarse mucho del domicilio.

Esta última posibilidad configura un escenario algo más «light» que el de España. Pero el presidente Emmanuel Macron ha expresado en varias ocasiones durante los últimos días que hay aún «demasiados» franceses sin conciencia saltándose las reglas, pese a que las multas pueden llegar hasta los 135 euros.

De hecho, el jueves la Policía interceptó a un grupo de unos 30 jóvenes haciendo una barbacoa y jugando al fútbol en la localidad de Stains. Un ejemplo de la falta de sensibilización que se añade a los númerosos exiliados que han abandonado París para pasar sus cuarentenas en segundas residencias, algunas en pueblos con población de riesgo por avanzada edad.

Por este motivo el Gobierno se plantea endurecer aún más las condiciones o la duración del confinamiento. Los hospitales de algunas regiones del país como Alsacia están al borde del colapso. Ayer alcanzó los 562 muertos.

Medidas
  • Confinamiento. Sólo se puede hacer por causa mayor y para hacer deporte
  • Multas. Mínimo por 135 euros a toda persona que no tenga justificante
  • Cierre de colegios y negocios. Solo abren gasolineras, farmacias y tiendas
  • Hospitales. El Ejército ya ha levantado el primero en Alsacia

Reino Unido: La resistencia de Boris Johnson al confinamiento

En Londres, nuestra corresponsal Celia Maza describe las medidas británicas en la luca contra el coronavirus. Mientras Europa se afanaba en tomar medidas drásticas frente al coronavirus, el «premier» Boris Johnson decidió tomar un rumbo distinto, sin cuarentena ni test. Ayer la cifra de muertos ascendió a 220; 53 más que el día anterior.

Continúa sin aplicar el estado de emergencia, aunque desde el viernes por la noche está prohibida la apertura de todos los pubs, restaurantes, cafeterías, gimnasios y teatros. El excepticismo de Johnson se había extendido a los ciudadanos, no estaban cumpliendo en absoluto con las recomendaciones, solo recomendaciones del Ejecutivo, para evitar los contactos sociales innecesarios.

Se han cancelado los eventos multitudinarios, pero los restaurantes siguen ofreciendo comida para llevar, con lo que todas las cadenas de comida rápida siguen abiertas. El primer ministro se resiste a ir más allá de aconsejar evitar el contacto físico innecesario, trabajar desde casa o posponer los exámenes de colegios y universidades. Pero los mismos «tories» ya le exigen un rápido giro de estrategia y ayer, ante las inmensas colas que se formaron ante los supemercados, el Gobierno tuvo que llamar a la calma para no agotar las existencias.

Medidas

  • Aislamiento «light». Aún hay libertad de movimiento y para viajar
  • Cierres de colegios y pubs. Los restaurantes sirven comida a domicilio
  • Bodas limitadas. La asistencia no puede superar las 5 personas
  • Ayudas a familias. Entre ellas, los comedores escolares

Alemania: El modelo de contención de éxito

En Berlín, el periodista Rubén G. del Barrio describe las normas adoptadas por las autoridades germanas. Por el momento, Baviera es el único estado federal que ha establecido las restricciones de salidas en Alemania. Solamente se permite salir de casa para hacer la compra, ir al médico o cuestiones básicas fundamentales.

El resto del país está en una situación de semilibertad de movimientos, condicionados a necesidades básicas y cada Land ha tomado sus propias medidas en materia de protección sanitaria aunque en su mayoría han decretado el cierre de escuelas, guarderías, bares y lugares públicos considerados no esenciales.

Sin embargo, la canciller Angela Merkel ya ha advertido de la posibilidad de establecer un toque de queda si las consignas de restricción de contactos entre las personas siguen sin ser respetadas. En esta línea, el ministro de la Cancillería, Helge Braun, declaró a la revista «Der Spiegel» que estarán especialmente atentos a cómo se comportan los alemanes durante este fin de semana, e invocó la posibilidad del confinamiento general si el llamamiento a quedarse en casa no es respetado.

La canciller se reúne hoy por videollamada con los 16 presidentes regionales para evaluar la crisis, y el tema del «Ausgangssperre» (confinamiento) se va a poner sobre la mesa.

Además, Berlín anunció ayer que prevé aprobar un nuevo endeudamiento del Estado por valor de 150.000 millones de euros, además de suspender el freno de deuda, para paliar los efectos económicos del coronavirus. Además, el ministro Federal de Salud, Jens Spahn, puso ayer a disposición un total de 7.800 millones de euros para los hospitales. Con más de 22.000 infectados de coronavirus, solo 93 personas han fallecido.

Medidas

  • lTest desde enero. Esto ha permitido detectar pronto a miles de afectados
  • Coordinación. El Instituto Robert Koch tomó las riendas a primeros de año
  • Restricciones. Se decretó el cierre de comercios, parques y locales de ocio
  • Cierre de fronteras. Con Francia, Austria, Luxemburgo, Suiza y Dinamarca

América Latina: Una bomba de relojería

Desde Buenos Aires, nuestro corresponsal en Iberoamérica, Ángel Sastre, resume la situación en el contintente. Comenzó la batalla en América Latina donde los distintos gobiernos miran con recelo lo que ocurre en la otra orilla. Temerosos de que la pandemia se propague igual de rápido, carcomiendo sus endebles cimientos. Si el coronavirus tomase las mismas dimensiones que en Europa estaríamos hablando del «apocalipsis».

Por tanto, varios Gobiernos de América Latina refuerzan a contrarreloj las medidas para hacer frente a la pandemia del coronavirus Covid-19, cuando la propagación de la enfermedad aumenta en la mayoría de las naciones del continente.

En Argentina, el país que quizás más recaudos está tomando, el presidente Alberto Fernández decretó la cuarentena total, es decir los ciudadanos deben quedarse en casa y los comercios y escuelas permanecerán cerrados hasta finales de marzo. 17 son las medidas económicas que anunció el Gobierno para hacer frente a la crisis que genera el coronavirus. Sectores más postergados, Pymes, turismo, obra pública y jubilados entre los destinatarios de los anuncios. En ese marco, Fernández anunció: «Vamos a construir ocho hospitales modulares de emergencia porque tenemos que aprovechar cada minuto para estar mejor preparados».

Por su parte el presidente de Chile, Sebastián Piñera, decretó el estado de catástrofe en todo el país. La medida rige por 90 días. Además, permitirá decretar toques de queda y restringir la libertad de reunión en lugares públicos, puntualizó. Ayer en Chile se registró la primera muerte por coronavirus.

En Bolivia el Gobierno de facto decretó emergencia sanitaria nacional y cuarentena en todo el territorio nacional. Una de las medidas dispone que todos los ciudadanos deben quedarse en sus casas desde las 17:00 hasta las 5:00 del día siguiente. Venezuela declaró la cuarentena en toda la nación. Mientras que en Colombia, el Gobierno de Iván Duque impuso una cuarentena de 19 días para todos los ciudadanos. Hoy lamentaban su primera víctima por coronavirus.

Medidas

  • Prohibición de vuelos. Los de Europa y especialmente de España
  • Cuarentenas. Se empiezan a imponer en países como Chile y Brasil
  • Habilitación de hospitales. Aún son pocos los casos, pero se preparan
  • Toque de queda. Ya impera en Bolivia y lo estudian más países

Estados Unidos: Donald Trump pierde la oportunidad para liderar la batalla

Desde Nueva York, Julio Valdeón detalla las medidas tomadas en Estados Unidos. La pandemia en EE UU ha pasado de la indiferencia a la preocupación extrema en apenas siete días. Una cuarta parte de sus habitantes debe permanecer en sus casas, con órdenes de confinamiento dictadas en Estados como Nueva York, California e Illinois y ciudades como Nueva Orleans y Portland.

Pero las disposiciones distan mucho de tener carácter general, tampoco se asemejan a un toque de queda, y la Casa Blanca resiste la presión de quienes le exigen asumir poderes propios de tiempos de guerra. La descentralización del Estado federal hace inevitable que, a falta de medidas draconianas por parte de la Casa Blanca, cada territorio funcione según sus (supuestos) intereses.

Resulta muy difícil convencer a los habitantes de aquellos Estados que apenas si han visto un contagio para que tomen unas medidas de consecuencias económicas potencialmente devastadoras.

El rompecabezas resulta más complicado dada la tendencia de Donald Trump a enviar mensajes contradictorios. El último, sugerir que las drogas antipalúdicas podrían tener efectos beneficiosos. Todo esto mientras los expertos advierten de una «marea de enfermos y muertos» si el país no toma medidas drásticas con carácter urgente.

Medidas

  • Plan del Congreso. Garantizará la renta básica y la atención médica
  • Confinamientos. Aprobados por ciudades y estados, pero no estatal
  • Test de detección. Algunas ciudades solo a hospitalizados
  • Cierres graduales. De ligas deportivas a negocios, van extendiéndose