Un abogado prepara una demanda colectiva contra Austria por no cerrar un foco de Covid-19 en la “Ibiza de los Alpes”

Peter Kolba acusa a las autoridades de negligencia por anteponer los motivos económicos a los sanitarios, lo que supuso que cientos de turistas escandinavos se contagiaran en la estación de eskí de Ischgl

SI estaba esquiando en los Alpes austriacos en marzo, Peter Kolba es tu hombre. El abogado y presidente de la asociación de consumidores de Austria está preparando una demanda colectiva por negligencia contra las autoridades por ignorar los casos de Covid-19 que ya se habían detectado en la región, anteponiendo los intereses económicos a la salud.

Los turistas planean unirse a la acción legal después de ser infectados en la estación de esquí de Ischgl, hasta ahora un total de 5,000 personas de todo el mundo se han unido al grupo. Si tiene éxito, el Gobierno austriaco sería responsable de cientos de millones de euros en concepto de compensación.

Austria está investigando un bar en una estación de esquí popular por, presuntamente, no informar sobre un foco de coronavirus. La investigación se centra en informes de que un trabajador cayó enfermo en el complejo de Ischgl, en la provincia de Tirol, en febrero. El complejo se ha relacionado con cientos de casos en Austria, Alemania y los países escandinavos. A pesar de esto, las pistas y los establecimientos del complejo permanecieron abiertos durante semanas.

Los visitantes de Islandia, Dinamarca, Noruega, Alemania y Austria comenzaron a dar positivo por coronavirus después de regresar de la ciudad tirolesa a principios de marzo.

Los gobiernos comenzaron a considera la ciudad como un área de riesgo, aunque las autoridades locales minimizaron las preocupaciones. Kitzloch no estuvo cerrado hasta el 10 de marzo, y la ciudad finalmente se cerró el 13 de marzo.

Werner Kurz, el alcalde de Ischgl, dijo al semanario alemán “Der Spiegel” que el cierre fue “una catástrofe” para la ciudad, y dijo: “Implementamos todas las regulaciones de manera oportuna”.

La “Ibiza de los Alpes"

La idílica Ischgl, situada en el valle de Paznaun, a unos 1.400 metros de altura y cerca de la frontera con Suiza, tiene poco más de 1.600 habitantes, pero unas 11.000 camas de hostelería. Sus legendarias fiestas “aprés ski” y los conciertos de grandes voces del pop atraen cada temporada de invierno a un público internacional de ingresos altos y aficionado al esquí y le han valido su apodo: “la Ibiza de los Alpes”.

El pasado 5 de marzo, Islandia declaró a Ischgl como “zona de alto riesgo” por el virus e impuso cuarentena obligatoria para todos que volvieron de allí, una medida que hasta ese momento el país nórdico solo había decretado para viajeros llegados de Irán, Corea del Sur y la región china de Wuhan.