Opinión

Un gran paso de Israel para la paz en Oriente Medio

Rodica Radian-Gordon, embajadora de Israel en España

UAE-Israel deal
El "premier" israelí, Benjamin NentayahuDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

La declaración firmada anoche por el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el príncipe Mohamed Ben Said de Emiratos Árabes Unidos (EAU) y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abre el camino hacia el tercer acuerdo de paz entre Israel y un país árabe.

Dicho acuerdo supone un cambio drástico en cuanto a la posición política de Israel en sus relaciones con los países de Oriente Próximo. Emiratos Árabes Unidos es uno de los países más importantes y con mayor peso dentro de los estados del Golfo. Además de ser un país rico por sus reservas energéticas, es uno de los más avanzados de la región desde el punto de vista tecnológico y por su compromiso para fomentar el conocimiento y el emprendimiento; una muestra de esto fue su lanzamiento el mes pasado de la sonda espacial a Marte. Se trata la primera misión espacial de un país árabe.

Para Israel, EAU representa un aliado estratégico en los esfuerzos para contener a las fuerzas radicales de la región, y un socio para paz, el progreso y el desarrollo regional.

Los lazos informales entre los dos países comenzaron hace ya mucho tiempo con la colaboración en temas económicos, comerciales y, más recientemente, en proyectos de I+D científico.

Anoche establecimos la hoja de ruta hacia la plena normalización de relaciones diplomáticas, incluyendo la apertura de embajadas y el intercambio de embajadores.

En las próximas semanas, estableceremos grupos de trabajo conjuntos para negociar acuerdos bilaterales en diversos ámbitos (inversiones, turismo, vuelos directos Tel Aviv-Abu Dabi, seguridad, tecnología, agua, medio ambiente, etc.). En el marco de estos acuerdos, está prevista una inversión muy importante por parte de EAU destinada a financiar el proyecto conjunto para desarrollar una vacuna contra la covid-19.

Israel está plenamente comprometido con el plan del presidente de Estados Unidos para una paz duradera con los palestinos y con nuestros otros vecinos. La iniciativa de paz de Trump es el único plan global y equilibrado en las actuales circunstancias de la región. La declaración firmada anoche es parte de este plan.

Saludo el coraje de los dirigentes de Emiratos Árabes Unidos al forjar este entendimiento que rompe uno de los viejos paradigmas de la política exterior de los países de la zona. Este avance hacia la normalización de las relaciones y la cooperación entre Israel y los Estados árabes cuenta con el apoyo de otros países de la región. Esperamos que esto abra el camino para que otras naciones sigan sus pasos en un futuro próximo y podamos crear una región basada en la cooperación y la prosperidad.