Fusiles de asalto de nuevo en manos de yihadistas del Isis en Europa

La Policía austriaca investiga si los atentados fueron cometidos por el terrorista muerto o hay más atacantes

Dos agentes de la Policía de Austria hacen guardia durante un control levantado en la capital, Viena, con motivo del atentado terrorista que ha dejado hasta el momento cuatro fallecidos y una quincena de heridos. Servicio Ilustrado (Automático) 03/11/2020 ONLY FOR USE IN SPAINXinhua vía Europa Press Xinhua vía Europa Press

Las Fuerzas de Seguridad de Austria investigaban esta mañana si los atentados de anoche fueron cometidos por un sólo terrorista, abatido por la Policía, o existían más atacantes, como han mantenido portavoces del Ministerio del Interior y publican diversos medios de comunicación, que hablan de hasta cuatro yihadistas..

De confirmarse la presencia de más atacantes, estaríamos en un escenario similar a lo ocurrido en París en 2015 o en Cataluña, en 2017. Las primeras noticias sobre la acción criminal perpetrada anoche en Viena, diversos objetivos fueron atacados por varios individuos, uno de los cuales ha sido ya identificado como afín a Daesh. Hay medios que informan de que anunció lo que iba a hacer a través del canal Instagram.

A diferencia de los actos (“lobos”) solitarios, como los que han cometido los atentados en Francia en las últimas semanas, una célula requiere de una preparación y entrenamientos previos. Y, por supuesto de un elemento que la dinamice, como ocurrió en Paris con Abdelmahid Abaaoud; o en Cataluña, con el iman Abdelbaki Es Satty.

Los terroristas de Viena contaban con fusiles de asalto y armas cortas; implica que los canales de suministro han funcionado en esta ocasión, asunto verdaderamente preocupante para la seguridad de Europa.

El sistema de ataque, contra diversos objetivos, como ocurrió en París cuando se disparó, o atacó con bombas, contra una discoteca, un estadio deportivo y varias cafeterías, buscaba causar el terror por el terror; transmitir el mensaje de que nadie está seguro y que no hace falta que muestre caricaturas de Mahoma para ser asesinado. Basta con que sea ciudadano occidental.

Los atentados de Viena demuestran que Isis está dispuesto a extender el terror por todo el mundo; el atentado coincide en el tiempo con el perpetrado en la Universidad de Kabul, por una célula, cuya responsabilidad ya ha sido asumida por la banda yihadista.