Austria restringe la movilidad en el Tirol para frenar la cepa surafricana

La región austriaca es la más golpeada de la UE por esta variante con 293 casos confirmados y otros 400 sospechosos

La estación de esquí tirolesa de Ischgl fue un foco de coronavirus en la primera ola
La estación de esquí tirolesa de Ischgl fue un foco de coronavirus en la primera olaRonald ZakAP

El Gobierno de Austria restringió el martes los viajes hacia y desde la región de Tirol por la presencia de la variante surafricana del SARS-CoV-2, un día después de emitir una advertencia de viaje para el territorio.

Así, desde este viernes, para viajar hacia Tirol y desde allí será necesario contar con una prueba de covid-19 negativa que no supere las 48 horas de antigüedad. La zona de Tirol oriental queda excluida de la restricción, que estará en vigor durante diez días.

El canciller austríaco, Sebastian Kurz, mostró ayer su preocupación por las variantes del virus en Europa. “En la Unión Europea, las mutaciones británica y sudafricana están ganando terreno”, ha señalado, recordando que las variantes se transmiten con más facilidad, según informa el diario “Der Standard”.

La situación de la variante surafricana en el Tirol es preocupante, ya que se trata del brote de esta mutación más grande de la Unión Europea. En concreto, se han confirmado 293 casos (129 siguen activos) y se sospecha de otros 400. El distrito de Schwaz está particularmente afectado.

El Gobierno de Austria emitió el lunes una advertencia de viaje para Tirol, avisando a la población sobre los viajes “innecesarios” y pidiendo a la ciudadanía que se abstenga de visitarla. Además, todas las personas que hayan estado allí en las últimas dos semanas o que viajen desde Tirol a cualquier otra parte del país deben someterse a una prueba diagnóstica de covid-19.

Las autoridades tirolesas, por su parte, han pedido a la población que evite la movilidad, ha impuesto el requisito de presentar una pruebas diagnósticas negativas para usar los teleféricos y ha realizado pruebas masivas en distritos que cuentan con una alta incidencia en los últimos siete días.

Este mismo domingo, Austria intensificó las restricciones para cruzar sus fronteras con la presentación obligatoria y sin excepciones de una prueba negativa de coronavirus, en un esfuerzo por limitar los viajes en la medida de lo posible ante la pandemia.

También se debe observar una cuarentena de 10 días, y se han eliminado las pruebas de coronavirus gratuitas después de cinco días. Los viajeros ahora tendrán que registrarse en línea y mostrar una prueba de coronavirus negativa semanalmente.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias austriacas han contabilizado más de 426.000 casos de covid-19, incluidas más de 8.000 víctimas mortales a causa de la enfermedad.