Biden hizo honor a Trump y rompió el protocolo ante la reina Isabel II

Al igual que su antecesor Donald Trump, el actual presidente de Estados Unidos no respectó el protocolo con la monarca británica

Thumbnail

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitó ayer domingo a la reina británica Isabel II en el castillo de Windsor. Una visita que sirvió como colofón a su presencia en la cumbre del G7, celebrada el pasado fin de semana, antes de marcharse a la cumbre de la OTAN que se está celebrando en Bruselas.

Una visita formal que parecía que ocurrió con toda la normalidad posible, pero que, por otro lado, el actual mandatario norteamericano rompió por error el protocolo ante la monarca.

En su llegada, Joe Biden apareció con las gafas de sol puestas, las cuales no se quitó hasta varios minutos después. Un simple error que es considerado como una falta muy grave, puesto que, en presencia de Isabel II, la persona en cuestión no debe llevar estas lentes, a no ser que se trate de una prescripción médica. Mantener el contacto visual con la monarca cuando esta habla es algo estrictamente necesario y por ello los invitados o aquellos que estén conversando con la monarca, deben quitárselas.

No es la primera vez que alguien que está junto a la reina rompe el protocolo por no quitarse las gafas de sol. En 2018, la escritora y periodista Anna Wintour coincidió con Isabel II a un desfile de la Semana de la Moda de Londres, y esta no se quitó las lentes, estando hablando y sentada delante de ella. Esa falta fue considerada como “inaceptable”.

Biden rompe el protocolo igual que su antecesor Donald Trump, quien se lo llegó a saltar hasta tres veces. El expresidente caminó delante de ella, le dio la espalda e incluso llegó tarde a la cita.